Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Feijóo sabía que con las preferentes se cometía un robo y no dijo nada"

Miles de gallegos que han perdido sus ahorros se manifiestan frente a la residencia del presidente y lo acusan de "estar al lado de los estafadores"

Santiago de Compostela

Pilar Domínguez es una octogenaria a la que el banco le animó a invertir sus ahorros en un producto financiero destinado a inversores profesionales y arriesgados. Esta mañana fue la encargada de leer el manifiesto de la manifestación de víctimas de preferentes que recorrió las calles de Santiago hasta la residencia del presidente de la Xunta en Monte Pío. Los participantes en la protesta reclaman que Novagalicia Banco les devuelva "el cien por cien" de sus ahorros "estafados". El texto que ha leído Domínguez, presentada con ironía como una persona "con claro perfil de broker", carga especialmente contra Alberto Núñez Feijóo: "Feijóo sabía que se cometía un robo y no dijo nada".

Bajo el lema 'Estafados polos bancos. Expropiados polo Goberno' y con el sonido atronador de bocinas y silbatos, afectados de plataformas de Compostela, O Salnés, Baixo Miño, Ferrolterra o las recién creadas en Monforte y Costa da Morte han salido de la Alameda compostelana rumbo a Monte Pío, para protestar ante la residencia oficial del líder del Gobierno gallego, aunque este sábado Núñez Feijóo se encontraba en Madrid en el comité extraordinario del PP.

Durante la marcha se han escuchado diversas consignas como 'No hay pan para tanto chorizo', 'Non pode ser, nós a traballar e eles a roubar' o 'Galicia unida jamás será vencida', al tiempo que se podían ver diversos carteles de tintes irónicos y reivindicativos contra los responsables de la antiguas cajas, Julio Fernández Gayoso y José Luis Méndez, contra el presidente ejecutivo de Novagalicia, José María Castellano, o contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. A la marcha han acudido representantes de los tres grupos de la oposición -PSdeG, AGE y BNG-, así como representantes de sindicatos, Adicae y diversas asociaciones.

En su llegada a Monte Pío, y tras haber soportado la lluvia durante varios minutos, los manifestantes se han encontrado con un extenso dispositivo policial, que ha rodeado con vallas y agentes el exterior de la residencia del presidente de la Xunta. Pilar Domínguez, santiaguesa de 82 años, ha sido la encargada de cerrar el acto con la lectura de un manifiesto en el que ha denunciado que "la quita es un robo, el canje otra estafa". Interrumpida por numerosas ovaciones, esta octogenaria ha emplazado a Feijóo a que se fotografíe ahora con los antiguos responsables de las cajas gallegas "con una sonrisa de oreja a oreja".

"¿Dónde quedó el arbitraje para todos con el que tanto se le abrió la boca antes de las elecciones?", le ha espetado Pilar Domínguez al también presidente del PP gallego, al tiempo que le ha recordado que los afectados son pequeños ahorradores para afrontar el día a día y "no para llevar millones de euros a paraísos fiscales". Domínguez ha acusado a Feijóo de "estar al lado de los estafadores" y se ha emocionado cuando ha recordado que mujeres de su edad se ven "obligadas" a reclamar lo que les corresponde, por lo que ha advertido que las movilizaciones proseguirán hasta que les devuelvan sus ahorros. La encargada de leer el manifiesto ha cargado contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, porque "en vez de castigar a los estafadores, penalizan a las víctimas", a los que les ha recriminado que "no le echen la culpa a Bruselas" porque la solución corresponde al "Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores".

El representante de la plataforma de Baixo Miño, Xulio Vicente, ha llevado la voz principal en la megafonía situada a la entrada de la residencia de Monte Pío. Tras denunciar los "intereses" de altos dirigentes como Luis De Guindos o Cristóbal Montoro en Novagalicia, Vicente ha denunciado la paralización de los arbitrajes en Galicia y ha criticado que "no se puede estar con el vecino y con el PP". Ha hecho alusión a la situación "desesperada" en la que se encuentran los afectados y ha tachado de "responsables" de esta estafa a "todo el que representa al PP". "Y tenemos que ir a buscarlos a sus casas si hace falta", ha clamado en su intervención.

Los organizadores de la protesta han denunciado que el Ayuntamiento de Santiago, gobernado por el PP, les ha impedido que los autobuses en los que han llegado afectados de toda Galicia se pudiesen acercar a Monte Pío a recogerlos. De este modo, los miles de afectados han hecho el camino de vuelta del recorrido hacia la dársena de autobuses que se encuentra en la calle Xoán XXIII.