Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empleados de Metro retoman sus protestas con 12 días de paro

Esta tarde, el servicio se ha visto afectado durante tres horas, de 17.30 a 20.30

Ambiente en la estación de Metro de Principe Pío, durante el primer paro parcial. Ampliar foto
Ambiente en la estación de Metro de Principe Pío, durante el primer paro parcial.

La protesta de los trabajadores de Metro ha vuelto esta tarde y previsiblemente continuará durante las vacaciones de Navidad. Los empleados retoman los paros, aparcados desde octubre, contra la eliminación de la paga extraordinaria y otros derechos recogidos en su convenio. Esta tarde, el servicio se ha visto afectado durante tres horas (17.30-20.30) durante las cuales se ha conocido la realización de distintos actos de sabotaje en cinco trenes de tres líneas distintas.

El viernes, la actividad ordinaria se alterará entre las 6.00 y las  8.50. Los servicios mínimos, que no han sido pactados entre la empresa y los sindicatos, suponen menos de la mitad de trenes circulando. Esta tarde, un 42% y mañana, un 48%. En ambos casos son levemente más altos que los de paros previos.

Según la información facilitada por Metro, en todas las estaciones permanecerá abierto un vestíbulo. La empresa pública señala que no se puede negociar un acuerdo contra una decisión estatal. Los trabajadores quieren un acuerdo similar al que han firmado la TMB en Barcelona, por el que se recupera el dinero de la extra con un complemento por flexibilizar el periodo de vacaciones.

Habrá más jornadas de huelga entre los días 21 y 31 de diciembre, excluido el 25. Este viernes, la protesta coincidirá con los paros parciales de dos horas de la EMT (los autobuses urbanos), que vuelven a parar los días 17 y 21 de diciembre. Una negociación in extremis ha desconvocado los paros previstos para estas vacaciones en Renfe e Iberia decidió desconvocar también los que había fijado durante las Navidades.

Daños al comercio

El portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria, calificó ayer las movilizaciones de Metro de “medidas de coacción” y pidió a los empleados que asumieran el “sacrificio” que afecta a todos los empleados públicos “sin ningún tipo de privilegio especial”, según las declaraciones recogidas por Efe. La confederación de empresarios madrileños, la CEIM, pidió que se desconvoque la protesta que “ahogará al comercio de Madrid”.

Unos 40.000 negocios de la capital se verán afectados, según un informe elaborado por Metro y difundido por la Comunidad de Madrid, en el que se cifra en 5,5 millones las pérdidas derivadas de todos los paros de Metro de 2012, incluidas las dos huelgas generales. El cálculo incluye lo que pierden por billetes no vendidos (con 1,4 millones de viajeros menos solo este mes), pero no lo que ahorran al descontar los sueldos de los huelguistas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram