El camión de la basura seguirá pasando en domingos y festivos

El Ayuntamiento, obligado a aplazar un año sus planes por falta de ofertas

El camión de la basura seguirá pasando los domingos y festivos al menos un año más, quizá incluso dos. El contrato con el que el Ayuntamiento de Madrid (PP) pretendía agrupar varios servicios de recogida de residuos quedó desierto en noviembre, pues la única oferta presentada, de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), tenía “errores administrativos”. El contrato actual vence el 31 de diciembre, de forma que el Gobierno local no tiene tiempo material para volver a licitar el servicio a un precio menor. Así, deberá negociar una prórroga, en principio, de un año, con la empresa que presta actualmente el servicio: FCC.

Más información
Botella plantea que la basura no se recoja todos los días “para ahorrar”
Del dos veces por semana de Bruselas a los hasta 15 días de Londres
REACCIONES | Lissavetzky: “Es un paso atrás de 20 años”
Aguirre ve “muy sensato” reducir el servicio de recogida de basura
Basura ‘low cost’
Los madrileños ahorrarán 3 euros al año por dejar de sacar la basura los domingos
El lunes se acumulará un 60% más de residuos
EL ACENTO: Un problema nada residual
Luz verde al nuevo contrato que elimina la recogida de basuras los domingos

El nuevo contrato tenía una cuantía de 542,9 millones de euros por ocho años. Integraba los servicios de recogida y transporte de residuos de la zona periférica; la instalación y mantenimiento de contenedores de toda la ciudad; la gestión de puntos limpios; la recogida en mercados, centros sanitarios, eventos, grandes productores y de animales muertos; la retirada de contenedores no autorizados y de residuos y saneamientos de viviendas y locales; y el sistema de recogida neumática de la Colonia de San Francisco Javier.

El Ayuntamiento buscaba agrupar los cerca de 90 contratos de servicios que tiene firmados (basuras, alumbrado, mantenimiento de calles, cuidado de parques, etcétera) en solo seis para el año que viene, con una cuantía menor y un sistema de control cualitativo en vez de cuantitativo (por ejemplo, no se valora cuántas veces se recoge una papelera sino que nunca rebose); si la concesionaria no cumpliera, se le deduciría hasta un 31% del pago.

Ahora sus planes se retrasarán al menos hasta 2014 o 2015, aunque el próximo contrato conjunto se licitará en marzo. Los sindicatos CC OO, UGT y CGT convocaron una huelga en noviembre para protestar por el nuevo contrato, que temían que provocara cientos de despidos, afectando al 65% de la plantilla total (unas 1.200 personas).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS