Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una decena de hospitales protagonizan un día de protestas contra los recortes

La supresión de la paga de navidad y la privatización de servicios, las principales quejas

Los manifestantes critican "las listas de espera y la corrupción en la sanidad catalana"

Los empleados del hospital barcelonés del Vall d'Hebron, durante su protesta en el vestíbulo del centro por la gestión de la sanidad catalana.
Los empleados del hospital barcelonés del Vall d'Hebron, durante su protesta en el vestíbulo del centro por la gestión de la sanidad catalana.

Una decena de hospitales catalanes han protagonizado una intensa jornada de actos reivindicativos para denunciar los recortes de la Generalitat en sanidad y la gestión de los equipos directivos de los centros. Con el fin de cancelar el proceso de inminente privatización, el Clínic prevé iniciar esta noche un encierro indefinido en su vestíbulo tal y como el que comenzó en el Parc Taulí de Sabadell hace tres días y en el Sant Pau hace 13, en protesta, entre otras cosas, por la supresión de la paga navideña. Los empleados del Vall d’Hebron, que pasarán la noche recluidos en el vestíbulo, también contemplan la posibilidad de comenzar una acampada sin fecha de finalización a la vista, según ha comentado esta mañana un portavoz sindical. Por si fuera poco, decenas de yayoflautas, colectivo afín al 15-M, han ocupado esta mañana el vestíbulo del departamento de Salud de la Generalitat en una acción simbólica y pacífica contra la gestión económica del Ejecutivo de Artur Mas, que hace dos semanas anunció que prevé realizar un recorte de 4.000 millones de euros en los presupuestos de 2013.

La mañana ha transcurrido sin ninguna incidencia y con mucha emoción. Todos los sindicatos y plataformas vecinales convocantes han forrado de pancartas reivindicativas la entrada de los centros y han leído manifiestos en los que se ha hecho referencia a las protestas que se celebraban al unísono en el resto de la geografía catalana. Emilia, portavoz de CGT, ha finalizado la lectura de un discurso agradeciendo el acto simbólico que se ha organizado en el Germans Trias i Pujol de Badalona, donde una cadena humana ha rodeado el centro a las 13.00 horas. Frente a Emilia, y con más de un centenar de trabajadores del Vall d'Hebron (el principal hospital de Cataluña) la practica totalidad de ellos de bata blanca, el vestíbulo ha estallado en aplausos y gritos de "no, no, a la privatización" y contra la supresión de la paga navideña.

La jornada en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau no ha sido muy diferente a la de otros días. A diferencia del resto, aquí llevan encerrados indefinidamente desde el 29 de noviembre. Tras los numerosos recortes que ha sufrido el personal del hospital (descuento del 5% del salario) y el propio servicio sanitario (se han cerrado dos unidades en el último año), hace trece días decidieron sacar las tiendas de campaña cuando se les fue notificado de forma oficial la supresión de la paga navideña. "Nos están tratando como funcionarios cuando no lo somos”,  denuncia Rosa Gallego, miembro del comité de empresa del centro. Critica que no se les haya ofrecido ninguna solución cuando en otros centros, como es el caso del Vall d'Hebron, el equipo gestor adelantará la paga de junio con tal de que sus trabajadores terminen el 2012 habiendo cobrado las 14 pagas que les corresponden.

Los trabajadores del Sant Pau quieren demostrar que la institución, dividida en tres fundaciones (patrimonial, asistencial y de investigación), forma parte de un mismo grupo empresarial. Gallego asegura que, de esta manera los recortes en la fundación de gestión asistencial se podrían superar mediante la venta de parte del legado inmobiliario. El centro está recogiendo firmas en contra de los recortes a las puertas del mismo, informa Carlos Faneca.

En total, los centros que hoy están protagonizando la jornada de protestas son el Hospital de Germans Trias i Pujol de Badalona, el Vall d'Hebron, el Clínic y el Sant Pau, de Barcelona; el Parc Taulí, de Sabadell; el Hospital de Granollers; el Juan XXIII de Tarragona; el Josep Trueta de Girona, así como en los hospitales de Terrassa, Martorell y Alt Penedès, según han informado los convocantes. Convocan CC OO, UGT, CGT y un sinfín de sindicatos sanitarios y asociaciones vecinales.

Un colectivo de personas de la tercera edad, los denominados yayoflautas, han leído un documento  frente al departamento de Boi Ruiz en el que han criticado que "las listas de espera son cada vez más grandes y cada vez hay más corrupción en la sanidad catalana". Poco después del mediodía, se han dirigido al Clínic para hacer piña, coincidiendo con la concentración de personal convocada por un grupo de trabajadores del centro y por el movimiento Acampada Barcelona en contra del cambio de régimen jurídico que se plantean Generalitat y hospital. Uno de los portavoces de los yayoflautas, Paco González, ha explicado que el objetivo de su acción sorpresa y reivindicativa de la jornada es reclamar un sistema sanitario de calidad, coincidiendo con las concentraciones de personal del resto de hospitales catalanes.

En el Parc Tauli de Sabadell, donde ya llevan tres días de encierro indefinido, la presidenta del comité de empresa, Montserrat González, ha calificado de forma “muy positiva” las jornadas de movilizaciones y encierros que están llevando a cabo numerosos hospitales de toda Cataluña: “Es una buena noticia porque los recortes afectan a toda la sanidad catalana. Tendríamos que seguir el ejemplo de la marea blanca de Madrid”, apunta González. La presidenta del comité de empresa ha asegurado con el encierro se mantendrá indefinidamente “hasta que los presupuestos de la Generalitat no contemplen nuevos recortes en sanidad”. El personal encerrado también ha contado con el apoyo de un grupo de yayoflautas que se han unido a la causa.

El hospital comarcal Alt Penedès de Vilafranca también ha organizado un parón simbólico en la entrada del centro durante la mañana. Alrededor de 100 personas se han concentrado en las puertas del hospital y han leído un manifiesto en apoyo a los compañeros encerrados y contra los recortes en sanidad. Por su parte, el personal del centro sanitario de Granollers tiene previsto sumarse a los encierros de forma simbólica, recluyéndose durante 24 horas, informa Jessica Mouzo.

Más información