Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres alumnos heridos tras subirse a un techo en un instituto de Alzira

Los jóvenes se habían subido sobre una caseta de servicio situada en el patio

Han sido trasladados al Hospital de la Ribera con heridas de diversa consideración

Tres jóvenes de 15 y 16 años resultaron heridos al desprenderse este lunes un techo de uralita en el instituto de enseñanza secundaria Rei En Jaume I de Alzira. Uno de ellos sufrió fractura de cúbito, húmero y radio y policontusiones; otro, heridas en la cara y en la cabeza, y, un tercero, fractura de antebrazo y contusiones.

Los tres alumnos, que estudiaban un módulo de jardinería en un programa de Cualificación Profesional Inicial (PCPI), fueron trasladados al Hospital de la Ribera, tras ser atendidos por efectivos del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) y un Soporte Vital Básico (SVB) que se desplazaron al lugar de los hechos.

La Consejería de Educación, Formación y Empleo no tardó en salir al paso, especificando que el desplome del techo se produjo después de que los tres alumnos heridos, se hubieran subido a él y aclarando que no se había desprendido sobre ellos. Trataba así de desmarcar este accidente del desplome reciente de un falso techo en un aula de primaria en el colegio Luis Vives, de Valencia ciudad. Las mismas fuentes informaron de que se trataba de un techo de tres metros de altura de una caseta de servicio situada en el patio del instituto. Fuentes de Educación informaron también de que la Inspección Educativa se había personado en el instituto y se abriría una investigación.

El Consorcio de Bomberos de Valencia detalló que el techo pertenecía al cuarto de calderas del centro, ubicado en el patio. Los estudiantes se habrían subido al mismo para quitar una enredadera o limpiar unas hierbas.

El Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes, preguntará a la consejera de Educación sobre este accidente, según anunció la portavoz de Educación, Pilar Sarrión. Los socialistas quieren saber “qué ha pasado” y que “se tomen las medidas” para que un hecho de estas características “no se vuelva a producir”. El problema, según Sarrión, no es que se haya hundido el techo, sino que “se ha denunciado, por parte del grupo socialista municipal en reiteradas ocasiones el mal estado del centro” e incluso, ha añadido la diputada, su grupo ha pedido en las Cortes, “tanto el año pasado como este, la rehabilitación integral de este centro”.

La portavoz de EUPV en las Cortes, Marga Sanz, también reclamó al Consell una auditoría de las “deficiencias” del instituto. Tanto Sarrión como Sanz hacen hincapié en que la uralita es amianto y, por tanto, tóxica, contaminante y peligrosa. “Hace mucho tiempo que no debería estar en los centros educativos”, ha recalcado la diputada socialista, cuyo grupo tiene el propósito de registrar una proposición no de Ley (PNL) sobre los centros de la Comunidad Valenciana que necesitan mejoras.

Los bomberos, que acudieron enseguida al centro, mojaron la zona afectada, según informó el Consorcio Provincial, debido al riesgo de toxicidad que supone el polvo en suspensión y las fibras de amianto que componen la uralita del techo. Asimismo, acordonaron el área y avisaron a las autoridades para que recurrieran a una empresa especializada en eliminación de este tipo de residuos.