Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
IÑAKI GORIZELAIA

“Este curso volvemos a tener presos matriculados en la universidad”

“Tenemos que estar atentos por si hay un efecto llamada ante los recortes”

Iñaki Goirizelaia se enfrenta dentro de nueve días a una cita con las urnas en la que la Universidad del País Vasco decidirá si lo revalida o no en su cargo.

 

Pregunta. Sin contrincantes y sin la posibilidad de votos en contra, ¿qué niveles de voto en blanco consideraría aceptables para tener un rectorado fuerte?

Respuesta. Me gustaría tener un respaldo muy amplio porque creo que es importante para que la universidad salga reforzada, con presencia importante ante la sociedad y las instituciones. El 70, 80, 90% de apoyos. Una mayoría importante.

“Podemos reordenar la oferta suprimiendo títulos y creando nuevos”

P. En este sentido, ¿la abstención le haría daño?

R. No es buena. Hay que mostrar la opinión. Lo mejor hubiera sido que hubiera alguna otra candidatura, para confrontar.

P. De esa manera la comunidad universitaria acudiría con más ganas a las urnas.

R. Sí. Mucho más que cuando hay un único candidato, que además es el anterior rector. Lo convierte en un plebiscito.

P. ¿Qué cree que ha ocurrido para que no haya más candidatos, que viendo Euskampus, el ranking de Shanghai nadie se ha atrevido?

R. Me resulta difícil saber la razón. Evidentemente, una posible lectura es la que hacía usted. Pero no sé si es la adecuada.

P. Su campaña es más larga incluso que las autonómicas. ¿Es larga y se hace larga?

R. Son 31 centros, con tres colectivos, el personal de administración y servicios, el personal docente investigador y el alumnado. Quiero estar con todos para que oigan su mensaje, así que lo cierto es que los días son intensos.

P. Las miradas se dirigen al plano económico. Le escuchamos pedir al próximo lehendakari que cumpla con el plan universitario, en vigor hasta 2014. Pero en los presupuestos de 2012 la consejería que elaboró junto a ustedes el plan ya incumplió las cuantías consignadas para el ejercicio actual.

R. Que haya una reorganización de plazos no significa que se reduzcan los objetivos y los medios. La reducción de 2012 está relacionada con cosas que no se podían hacer. El plan se está cumpliendo. Es un compromiso de las dos instituciones y estoy convencido de que ambas seguiremos comprometidas. He escuchado a Iñigo Urkullu con atención y, si es el nuevo lehendakari como parece, estoy convencido de que va a apostar por la educación y la investigación. No tengo datos que me hagan pensar lo contrario; es una persona que me merece toda la confianza y sé que va a apostar por nosotros.

P. ¿Dónde tiene margen para recortar la UPV?

R. No tenemos que pensar en márgenes de recorte, sino de hacer un uso adecuado de los recursos que nos pone la sociedad para devolverle a la sociedad lo que se merece. Estoy comprometido con la defensa del empleo y con actuar con rigor en los distintos ámbitos.

P. En su primer mandato han suprimido algunas titulaciones duplicadas, ¿ha terminado la remodelación?

R. La oferta tiene que ser dinámica, variada y amplia, que responda a las necesidades de la sociedad y que sea sostenible y compatible con nuestra capacidad académica. Siempre y cuando tengamos esos criterios en la cabeza, podemos reordenar la oferta, suprimiendo alguna titulación y creando nuevas. Esto es normal. Dentro de dos años nos enfrentaremos a la acreditación de los grados de Bolonia para ver si estamos cumpliendo con los objetivos. No debe haber un mapa de títulos cerrados porque sí.

P. Tendrán ya, con los datos de matrícula de los últimos años y otros indicadores, qué titulaciones pueden pasar y qué otras no... ¿Se anticiparán a las acreditaciones de dentro de dos años con algún cambio?

R. Este es un debate interno de la universidad y, cuando lleguemos a un acuerdo, lo daremos a conocer

P. Habla de responder a las necesidades de la sociedad, pero no la introduce en ese debate, entonces.

R. Sí, lo haremos cuando hayamos terminado nuestro debate. No es incompatible con la transparencia.

P. La sociedad también quiere que sus jóvenes tengan trabajo. ¿Qué van a proponer para ayudar a lograr este objetivo?

R. Es cierto que ha bajado el nivel de inserción que teníamos hace seis años y posiblemente vaya a peor en los próximos informes. Se habla de que la FP logra una mayor empleabilidad, pero los datos que yo tengo no son así. En algún ámbito sí lo es, pero en términos globales, la formación universitaria genera un capital humano, una forma de razonar, de relacionarse, de entender los problemas de forma diferente, es un valor importante, lo que marca diferencias también. En general sigue siendo mejor la inserción de los titulados universitarios.

P. ¿Los recortes y aumentos de tasas en otras regiones pueden crear un efecto llamada?

R. Podría pasar, pero, por el momento, el incremento de tasas no es tan significativo, poniéndolo en una balanza con los gastos de traslado, etc. No creo que tengamos todavía una llegada masiva. Pero tenemos que estar atentos para ver cómo evoluciona.

P. Registran una mejora de resultados en tesis doctorales, registro de patentes... ¿Hubiese ocurrido sin Euskampus?

R. Euskampus de cara al futuro nos va a ayudar a seguir escalando en la competición sana con el resto de universidades del mundo, pero los datos son fruto de un esfuerzo que viene de atrás.

P. En su programa uno de los objetivos es firmar con Instituciones Penitenciarias un convenio para que los presos en cárceles estatales estudien en la UPV. Pero el Constitucional les dio luz verde para que aquellos que están recluidos fuera de España se matriculen. ¿Se han dado casos ya? ¿Cuántos?

R. Sí, se han matriculado ya, este mismo curso, no conozco la cifra exacta. El Constitucional deja claro que merece la pena apostar por la educación en todos los ámbitos, también entre las personas presas.

P. ¿Volverán a intentar hablar con el Ministerio de Interior?

R. No hemos conseguido hablar con ellos de momento...