Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oriol Junqueras propone recuperar el impuesto de sucesiones del tripartito

El líder de ERC defiende unas medidas fiscales de carácter progresivo

Oriol Junqueras, líder de ERC.
Oriol Junqueras, líder de ERC.

Que paguen más los que más tienen. Con esta premisa, el candidato de Esquerra (ERC) a la presidencia de la Generalitat, Oriol Junqueras, expuso ayer algunas de sus propuestas fiscales de carácter progresivo para hacer que las rentas más altas carguen con mayores impuestos. Entre ellos, el de sucesiones, que fue eliminado por CiU justo al tomar el mando de la Generalitat ahora hace dos años. “Pagamos demasiados impuestos sobre el consumo o sobre la renta y, en cambio, los que se han enriquecido durante la crisis, como las SICAV, no”, espetó el líder republicano.

En plena ola de recortes y con la crisis arreciando, una de las primeras medidas que tomó el Ejecutivo de Artur Mas fue borrar de un plumazo el impuesto de sucesiones, que de hecho el Gobierno tripartito (PSC, ERC, ICV) ya había dejado reducido a su mínima expresión. Con esta última reforma, solo debían pagar el impuesto las rentas superiores a 100.000 euros anuales, lo que aportaba unos ingresos para las arcas de la Generalitat de alrededor de 300 millones. La supresión definitiva soliviantó entonces a la oposición, que reprochó a Mas que renunciase a estos ingresos porque podrían haber evitado algunos de los recortes en educación y sanidad. CiU siempre se ha limitado a argumentar su decisión alegando que era “una promesa electoral”.

ERC es consciente de que el “nuevo país” que nazca de la independencia necesitará ingresos adicionales, en parte de nuevos impuestos. Entre la lista de nuevos gravámenes que proponen los republicanos hay una tasa sobre los depósitos bancarios, por la instalación de cajeros automáticos en la vía pública y sobre las grandes superficies, entre otras. En total, Esquerra calcula que puede recaudar 1.000 millones de euros anuales. “Son propuestas llenas de realismo”, aseveró Junqueras.

El candidato republicano defendió su modelo económico y fiscal, basado en la distribución equitativa en dos escenarios especialmente castigados por la crisis: Tremp e Igualada. Por la mañana, en la capital del Pallars Jussà y ante unas 250 personas, Junqueras propuso bajar el IRPF y el IVA para incentivar la economía y el consumo. Por la tarde, en la sala Escorxador de la capital de la Anoia, el candidato urgió a declarar la independencia. “Si no lo hacemos rápido, más autónomos cesarán en su actividad y más tiendas cerrarán. ¿Cuántos parados necesitamos? ¿Un millón?”.

Junqueras también aprovechó para cargar las tintas contra el Estado, al que volvió a acusar de “expoliar” a Cataluña 16.000 euros anualmente. Y se apoyó en cifras. “En los últimos 15 años, Cataluña, con el 16% de la población de España, hemos producido el 20% de la riqueza, hemos aportado el 24% de los impuestos, pero hemos recibido menos del 10% de las aportaciones del Estado”, abundó Junqueras.