Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Torrevieja gastó en móvil 42.000 euros en 11 meses

Dos de los ediles, del PP, han usado el teléfono oficial para contratar porno

Eduardo Dolón, alcalde de Torrevieja, del PP.
Eduardo Dolón, alcalde de Torrevieja, del PP.

El equipo de Gobierno del PP de Torrevieja (17 concejales) gastó entre enero y diciembre de 2010 42.000 euros en telefonía móvil. El dato fue desvelado este miércoles por el Grupo Municipal de Los Verdes ante la negativa del Ejecutivo local, que presidente Eduardo Dolón, de entregar el desglose de las facturas las llamadas de terminales asignados a los ediles. El grupo de Los Verdes presentó esta solicitud en el registro del Ayuntamiento el pasado día 1 de agosto. Su portavoz, José Manuel Dolón, asegura que esta petición la habían formulado con anterioridad en 17 ocasiones “sin haber obtenido nunca respuesta”.

 A finales de septiembre trascendió que, al menos desde 10 de los terminales móviles municipales (dos de ellos asignados a concejales), que se hicieron llamadas a números de contactos eróticos o se contrataron servicios porno de pago. Los concejales implicados en el caso de los móviles son el titular de Educación y Deportes, Daniel Plaza, por llamar a números eróticos, y Eduardo Gil, concejal de Seguridad, por contratar un canal pornográfico privado.

En concreto, Gil Rebollo tenía contratado un canal de pago porno en el móvil municipal, según recoge el extracto de las facturas del consumo del terminal público asignado al edil correspondientes a los meses de octubre y noviembre de 2011. En la relación de las mencionadas facturas del móvil oficial de Gil Rebollo se incluye el pago de nueve euros al mes por el servicio Especial Streaming, que oferta seis canales de contenidos pornográficos.

La factura de móvil de este concejal ascendió en octubre a un total de 314,0511 euros, incluidos 40,5 por contenidos de Internet, pese a que los concejales cuentan con tarifa plana. En el mes noviembre la factura fue de 339,8528 euros, de los cuales 42 eran de Internet. El resto de los terminales que contrataron servicios porno pertenecen a técnicos municipales.

La oposición pide un pleno específico sobre el uso de los terminales públicos

Un tercer edil del PP, Javier Montoro, responsable del área de Infraestructuras, gastó en dos meses 415 euros en llamadas a su novia.

El Gobierno local PP ha rechazado pedir responsabilidades a los concejales implicados e inicialmente ha dado por buena su versión de que “contrataron el servicio de manera involuntaria”, pese a que luego hicieron uso del mismo, como demuestran las facturas de la terminal el edil de Gil Rebollo.

En el último pleno de la Corporación, el PP dio carpetazo a la cuestión incluyendo el pago de esas facturas en una modificación global de crédito. En paralelo, el alcalde anunció que había encargado al departamento de informática del Consistorio que abriera una investigación para aclarar cómo se pudo contratar de manera involuntaria esos servicios pornográficos sin el consentimiento del titular. El PP ha reconocido que cada teléfono móvil es de uso “exclusivo” de la persona a la que se le asigna.

En esa misma sesión plenaria, el portavoz del Grupo Popular, Joaquín Albadalejo, admitió que el Ayuntamiento tiene contratadas unas 500 líneas móviles, aunque no en todos los casos con terminales.

En un comunicado, Los Verdes alertan al alcalde de que con su negativa a entregarle la documentación que solicitan puede incurrir en responsabilidades penales. “Resulta curioso que el alcalde se niegue a facilitar copia de estas facturas de telefonía móvil, correspondientes al anterior mandato municipal —salvo que tenga algo que ocultar— como lo sería que en su contenido se relacionen llamadas no aptas para todos los públicos o cuyo gasto no estuviera motivado por una gestión propia del Ayuntamiento o de la representación que ostentan quienes los utilizaron, en cuyo caso podríamos estar ante un presunto escándalo de corrupción por malversación y mal uso de los recursos públicos”, señala la nota.

Los tres grupos de la oposición municipal (PSPV, Los Verdes y los independientes) han solicitado un pleno extraordinario para debatir el supuesto uso ilegítimo de los teléfonos municipales oficiales.