Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El candidato independentista a la Generalitat, secuestrado en ‘Pàtria’

La obra teatral, llena de coincidencias con la realidad, se estrena este viernes

Una escena de 'Pàtria'
Una escena de 'Pàtria'

La vida, es sabido, a veces imita al arte. En este caso la política es la que parece imitarlo. Vean si no: llega a los escenarios Pàtria, obra del joven autor catalán Jordi Casanovas (Vilafranca del Penedès, 1978), en la que un candidato a la presidencia de la Generalitat de Cataluña declaradamente independentista se encuentra a punto de alcanzar el poder y poner en marcha su credo separatista. De hecho la cita a las urnas en la ficción teatral casi coincide con la de las elecciones reales del 25-M: ¡es dos días antes! Todo ello es una absoluta chiripa pues la obra fue escrita mucho antes del pasado 11-S y de la cascada de acontecimientos subsiguientes. El equipo artístico de Pàtria, que ensaya desde junio, se ha visto sorprendido por cómo los sucesos reales iban amoldándose a la trama.

En lo que Pàtria se aleja de la realidad es en que su candidato se llama Miquel Raventós y no Mas, procede del milieu mediático y no del político, y (confiemos que en este punto la cosa quede siempre en el terreno de la ficción) poco antes de las elecciones desaparece misteriosamente...

La pieza, dirigida por el propio Casanovas, que escribió un primer esbozo del texto hace cinco años con la idea, dice, de explicarse a sí mismo qué pensaba del independentismo, se estrena este viernes en el festival Temporada Alta de Girona y del 18 de octubre al 11 de noviembre hará temporada en el Teatre Lliure de Gràcia, en Barcelona.

La obra arranca con la desaparición del candidato (Francesc Orella) dos días antes de las elecciones a las que concurre como favorito, sin que sepamos si ha sido eliminado o secuestrado (por ultras españoles o por el partido que ocupa el Gobierno catalán que ve con malos ojos al exitoso rival), o si se ha largado por propia iniciativa. La trama se remonta entonces seis meses a los inicios del personaje, un periodista televisivo conductor de un programa de entrevistas que por circunstancias personales se lanza al ruedo de la política logrando una gran aceptación popular. Casanovas menciona a Pep Guardiola, Miquel Calçada o Mònica Terribas, como personas carismáticas con perfiles similares a su personaje y susceptibles de acceder a una carrera política semejante. La trama muestra escenas de la campaña electoral y nos lleva por diferentes escenarios como el palco del FC Barcelona.

Entre el resto de los personajes, la mujer del candidato, su asesora de imagen, su hijo y el líder del partido rival. En el reparto, Alex Casanovas, Fermí Reixach, Marcel Borràs, Lluïsa Castell y Rosa Vila.

Orella explica que su personaje, heredero a la vez del 15-M y del 11-S, indignado e independentista, “aglutina el descontento de la calle” y se ve superado por los acontecimientos. Considera el actor que la obra combina muy hábilmente el texto de ideas y los sentimientos, la identidad colectiva y la personal,

En todo caso, reflexiona Jordi Casanovas, “la realidad supera a la ficción”.