Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clientes de prostitución, en el tablón municipal de La Jonquera

El Ayuntamiento da cuenta en una pared de las multas no pagadas por comprar servicios sexuales

Unos agentes de la policia municipal de La Jonquera multan a una mujer por ejercer la prostitución en la calle.
Unos agentes de la policia municipal de La Jonquera multan a una mujer por ejercer la prostitución en la calle.

El Ayuntamiento de La Jonquera (Alt Empordà, Girona) ha hecho públicos los nombres de los clientes de prostitutas que no han pagado las multas que les ha puesto la policía local. Aparecen en un edicto destinado a ciudadanos no empadronados o sin domicilio conocido al que no se les ha podido notificar la multa, por lo que todos son extranjeros. En el tablón de anuncios del ayuntamiento aparecen hoy los nombres de tres clientes y de una prostituta.

El Ayuntamiento de La Jonquera, un pueblo de 3.000 habitantes, aprobó una ordenanza de convivencia que incluye sanciones para prostitutas y clientes que entró en vigor en 2009. En este tiempo, la policía local ha puesto unas 500 multas, la gran mayoría a ciudadanos franceses. Cuando la policía levanta acta de la infracción, el cliente puede dejar un depósito de entre 100 y 300 euros para pagar la multa posterior, que solo se puede poner cuando finaliza el procedimiento administrativo. “La ley obliga a notificar y, si no se puede, hay que publicarlo”, explica la alcaldesa, Sònia Martínez (CiU). “Lo hacemos desde 2009”, afirma.

Solo una cincuentena de clientes de los 500 sancionados desde la entrada en vigor de la norma dejaron el depósito para pagar la multa en el momento. En La Jonquera hay dos macroprostíbulos y, en cualquier época del año, varias decenas de mujeres que se prostituyen en la carretera. El Ayuntamiento ha reducido el ritmo sancionador porque la policía local estaba desbordada y Martínez ha reclamado en muchas ocasiones la ayuda de otras Administraciones.

El consejero de Interior, Felip Puig, afirmó recientemente que el número de prostitutas en las carreteras de Girona se ha reducido a la mitad desde que los Mossos d'Esquadra han comenzado a multar. Según Puig, quedan unas 50 prostitutas del centenar que había hace cuatro meses.