Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 74% de los catalanes avalan el referéndum por la independencia

El director del CEO vaticina una “mayoría absoluta cómoda” de CiU

El 74% de los catalanes avalan
el referéndum por la independencia Ampliar foto

El debate de política general catalán, que cerró la legislatura, ha reforzado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, y lo sitúa en una clara ventaja en la casilla de salida para las elecciones del 25 de noviembre. Tanto, que el presidente del Centro de Estudios de Opinión (CEO), Jordi Argelaguet, se atrevió ayer a vaticinar una mayoría absoluta de CiU en estos comicios. Esta es la conclusión extraída del último sondeo del ente demoscópico de la Generalitat, cuya encuesta muestra la convulsión política vivida en Cataluña. Mas usó la última sesión parlamentaria de la legislatura para anunciar las elecciones con el objetivo de convocar un referéndum por la independencia en los siguientes cuatro años. Esta propuesta no solo cuenta con el respaldo de la mayoría de partidos, sino también de los catalanes. El 74% de los ciudadanos está a favor de convocar un referéndum "para que el pueblo decida si Cataluña se convierte en un nuevo Estado de Europa", según el estudio, realizado a través de entrevistas telefónicas a 800 personas.

La encuesta muestra que Mas ganó holgadamente el debate. El 54% de los sondeados opina que el presidente salió victorioso, un porcentaje que duplica el logrado en el anterior debate por el líder de CiU. Y le otorga una clara ventaja para el 25-N. En intención directa de voto, el 26,3% afirma que votará a Mas; el PSC baja siete puntos y solo registra el 3,1%. Por encima se sitúan ERC (5,9%) e ICV (3,4%) y por detrás el PP (2,8%). La cifra más alta continúa siendo el 34,6% de indecisos. Basándose en estos datos, y sin querer hacer traslación en escaño, Argelaguet concluyó: "Es muy probable que haya mayoría absoluta, si tuviese que hacer una estimación diría una mayoría absoluta cómoda".

El presidente catalán sale reforzado en todos los aspectos, según el sondeo. La intervención de Mas en el Debate de Política General logra un aprobado alto, con una valoración del 6,45. También pasan el examen Joan Puigercós (ERC) y Joan Herrera (ICV). El principal partido de la oposición, el PSC, fracasa en todos los aspectos: su líder parlamentario, Xavier Sabaté (se estrenó en el debate) obtiene una nota del 3,98%, solo por delante de Albert Rivera (Ciutadans) y Alicia Sánchez-Camacho (PP). El 34,6% opina que la imagen de Sabaté ha empeorado tras el debate, frente al 54,7% que ve mejor a Mas tras la sesión. El presidente bate al líder de la oposición en todos los aspectos, y así lo reconocen incluso los votantes del PSC. Los socialistas dan su mejor nota para el líder de CiU (5,34) y a Herrera (5,33) que a Sabaté, al que suspenden con el 4,73. Mas es el más valorado por los votantes de CiU, ERC, PSC y Solidaritat. Incluso los de Iniciativa aprueban el discurso del dirigente nacionalista en el debate.

El sondeo del CEO arroja un panorama desolador para los socialistas catalanes, sin perspectivas de mejora. La movilización del votante del PSC es muy baja (el 25%) y los socialistas valoran mejor la actuación de Mas en el debate que la de su líder parlamentario, Xavier Sabaté. Argelaguet aseveró que el PSC deberá trabajar duro para mejorar sus perspectivas ante las elecciones y abrió la puerta a que por primera vez haya voto oculto para el PSC, es decir, electores socialistas que no quieran mostrarse en los sondeos.

El estudio muestra el interés con el que los catalanes siguieron el debate. La sesión, celebrada pocos días después de la manifestación de la Diada y con todos los focos puestos en Cataluña, fue la más seguida por los ciudadanos, según el histórico del CEO, que analiza estos debates desde 2007. El 73,8% de los catalanes siguieron con mucho o bastante interés la sesión, 25 puntos más que en 2011. Ello se traduce en una mayor atención hacia la política, situando el índice de interés en el valor más alto registrado por el CEO: el 62,5% de los ciudadanos están interesados por la política, frente al 48,5% que decían estarlo el año pasado.