OPERACIÓN POKÉMON

La ejecutiva del PSOE de Ourense apoya el desafío del alcalde a Ferraz

Los nacionalistas hacen oficial la ruptura del pacto de gobierno municipal

Francisco Rodríguez (izquierda) con sus colaboradores antes de la reunión del PSOE local.
Francisco Rodríguez (izquierda) con sus colaboradores antes de la reunión del PSOE local. NACHO GÓMEZ

Ni renuncia personalmente al cargo, ni la ejecutiva local socialista de la ciudad acepta que se marche. El alcalde de Ourense, Francisco Rodríguez, insiste en permanecer como alcalde a pesar de haber sido suspendido de militancia en el PSOE. El regidor y los siete concejales que controla pusieron ayer su cargo a disposición de la ejecutiva local, que rechazó la dimisión. Además, los partidarios de Rodríguez han convocado para mañana una asamblea de militantes de la ciudad que para refrendar la postura de la ejecutiva que el propio regidor controla. La dirección local socialista también solicitó que se busquen “fórmulas” para mantener la gobernabilidad de Ourense y que la ejecutiva gallega retire el expediente de suspensión.

La suspensión de militancia tras ser imputado por cohecho y prevaricación, también provocó la ruptura del gobierno local. El BNG, que ya había anunciado que tumbaría el pacto con los socialistas si el regidor no dimitía, materializó la amenaza. La teniente de alcalde, Isabel Pérez, leía a media mañana un comunicado ante la puerta del ayuntamiento, en el que explicó que los nacionalistas “no pueden formar parte del grupo de gobierno” mientras el regidor siga en el puesto estando imputado y en libertad bajo fianza. Por eso “renuncian a sus responsabilidades como miembros del gobierno municipa”", para que así se adopten las medidas que correspondan “con el fin de efectivizar su decisión”. Los tres ediles del Bloque asistirán a la junta de Gobierno de mañana para hacer efectivo el traspaso de responsabilidades. En todo caso, insisten en que garantizarán la gobernabilidad y la gestión de sus respectivas áreas hasta ese momento. Pero aclararon que si el traspaso de responsabilidades no se produce en la junta de gobierno, presentarán la dimisión irrevocable. Mañana también está previsto que se celebre un pleno municipal convocado por el alcalde en el que se debe aprobar el pago de facturas pendientes a proveedores con el gobierno escindido.

El regidor pidió a sus compañeros que lo “liberasen” pero se negaron

La ejecutiva local socialista, controlada en su totalidad por el alcalde, se reunía a las siete de la tarde en un restaurante del centro de la ciudad. Con ella se buscaba dar un espaldarazo orgánico a Rodríguez ante la contundente decisión tomada por la dirección del PSdeG. Su expulsión del partido y la posible pérdida de apoyo de los cuatro concejales afines a Pachi Vázquez provocaría la inmediata pérdida del gobierno. La reunión, que inicialmente iba a desarrollarse en la sede del PSOE, fue contraprogramada por la direción provincial, que se reunió casi a la misma hora. El secretario del partido en la provincia, Raúl Fernández, dio cuenta de la resolución aprobada por la Secretaría de Organización Federal en Madrid, que suspende cautelarmente de militancia a Rodríguez hasta que se aclare su situación judicial.

A pesar de ello, el alcalde declaró ante la puerta del restaurante dónde se celebró la reunión de la ejecutiva local, que asistía al encuentro en calidad de presidente de ese órgano. Durante el encuentro reiteró su inocencia ante los miembros de la ejecutiva con los que quería “hablar y reflexionar”. Por la mañana, el edil de Termalismo, José Ángel Vázquez Barquero, ya anticipaba que “para nada” estaba prevista la dimisión del alcalde. Tras la reunión de la ejecutiva, la secretaria local, Carmen Rodríguez Dacosto, explicó que la ejecutiva no quiere que el alcalde dimita porque “se debe garantizar la gobernabilidad de la ciudad”. Rodríguez pidió a sus compañeros “que lo liberen” pero la decisión no fue aceptada. El PSOE estudia una decisión drástica para tomar el control de la situación. Tras las infructuosas negociaciones con el regidor, una orden de Ferraz podría disolver la agrupación local de la ciudad imponiendo una gestora.

Rubalcaba se plantea disolver la agrupación local y crear una gestora

Además, los ediles próximos al regidor que forman parte de la ejecutiva también solicitaron “ser liberados”. Fuentes próximas al grupo de Gobierno aseguran que si el regidor abandona, sus concejales están dispuestos a dejar también el Ayuntamiento. La propia edil de Urbanismo, Aurea Soto, insinuaba “cambios brusco”" en el grupo de gobierno a sus funcionarios durante una reunión celebrada el lunes por la mañana.

Por su parte, la agrupación local Democracia Ourensana (DO), que cuenta con dos ediles, estudia presentar una moción de censura contra el regidor. Desde esta agrupación entienden que el enrocamiento del alcalde en el puesto “aboca a la institución a la ingobernabilidad”. La moción debe ser aprobada por mayoría absoluta y para ello deben sumarse 14 ediles. Ese número se alcanzaría con tres combinaciones: PP y BNG; PP, DO y BNG o PP y los ediles socialistas no afines a Rodríguez.

Además, la detención del histórico superintendente de la Policía Local, Abelardo Ulloa, sacudía a la ciudad, aunque no afectó lo más mínimo al grupo de gobierno. El edil de Seguridad y número tres del alcalde, entraba en el ayuntamiento poco después de hacerse público el arresto. Agustín Fernández evitó hacer declaraciones a los medios. Posteriormente abandonó el edifico por una puerta lateral. Por la tarde, antes de la ejecutiva local, tampoco aclaró por qué el jefe del cuerpo policial que él controla fue detenido y trasladado a los juzgados de Lugo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS