Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP prepara varias gestoras en Alicante para atajar los conflictos

En Orihuela y Elche habrá más de una candidatura a la presidencia local

El presidente provincial del PP y vicepresidente del Consell, José Ciscar, en un pleno.
El presidente provincial del PP y vicepresidente del Consell, José Ciscar, en un pleno.

La tensión se ha instalado en el seno del PP, especialmente en la provincia de Alicante, donde los conflictos internos se reproducen y extienden. Alcoi, Elche, Benidorm, Xixona, Xàbia, Calp, Orihuela, El Campello, Rojales, Daya Nueva o Villena son algunos de los escenarios de esta bronca interna entre las distintas familias del PP. Los conflictos son dispares; en unos casos se enfrentan los históricos dirigentes del PP, fieles al expresidente José Joaquín Ripoll y partidarios de Zaplana, con los nuevos cachorros del partido, pero en la mayoría de los casos las desavenencias tienen raíces personales.

La dirección provincial del PP, que dirige José Ciscar, ultima un informe que determinará las localidades en las que se constituirá gestora y en las que se convocarán elecciones internas. “Las gestoras serán excepcionales, y su misión exclusiva será garantizar un proceso de renovación con transparencia”, admite el secretario de organización provincial, José Juan Sánchez Zaplana.

Broncas del PP

Gestora. Benidorm tendrá una gestora presidida por Gerardo Camps. El PP ha tenido que hacer frente a una escisión encabezada por la exconsejera de Eduardo Zaplana Gema Amor que se ha convertido en la actualidad en la mano derecha del alcalde socialista Agustín Navarro.

Cambio de líder. El ex alcalde Jorge Sedano de Alcoi se enfrenta a la petición de cambio de líder de seis de los 11 concejales.

Elecciones internas. Orihuela, El Campello y Elche habrá elecciones para renovar la ejecutiva con candidatos enfrentados.

Escisiones. En Villena, Daya Nueva, Calp y Xixona.

Destituciones. En Xàbia, la ejecutiva de Juan Moragues fraguó la destitución del portavoz municipal, José Juan Castelló, y la dirección no quiere que Moragues, imputado por un escándalo urbanístico, asuma la dirección del partido.

Todavía no está decidido, pero se da casi por seguro que habrá gestoras en Benidorm, Xàbia, Calp, Campello y Rojales. En otros municipios habrá listas enfrentadas: Orihuela o Elche. Y en Alcoi el PP está abierto en canal, y esta semana el conflicto puede acabar con la expulsión del exalcalde y todavía portavoz, Jorge Sedano del Grupo, ya que ha perdido la mayoría y seis ediles han pedido ya el cambio de portavoz.

Sedano, último exponente del ripollismo, se aferra a que el cambio requiere unanimidad, y los ediles, con el respaldo de la dirección del PP, aseguran que basta con la mayoría simple.

La bronca interna llega en un momento de gran debilidad para los dirigentes de la Generalitat que están agobiados por la crisis económica, la deuda y la situación económica de las arcas públicas valencianas. El presidente provincial y vicepresidente del Consell, José Ciscar, es, según asegura un veterano dirigente popular, “el hombre que acumula más poder orgánico e institucional en el PP valenciano”. El problema es que “está desbordado por la realidad, y no da abasto”.

La dirección del PP en Alicante queda en manos de dos militantes jóvenes, con experiencia de gobierno, pero no orgánica: José Juan Sánchez Zaplana, concejal en Sant Vicent del Raspeig y persona de máxima confianza de la presidenta de la Diputación, Luisa Pastor, y la eurodiputada de origen oriolano, Eva Ortiz. “Han prescindido de gente con experiencia orgánica y eso se nota cuando los conflictos no se cortan de cuajo, sino que se extienden”, lamenta un dirigente local, que prefiere mantenerse en el anonimato.

Gestoras o elecciones, el proceso será inminente, a finales de este mes o principios de octubre se pondrá en marcha. “Los circos y los conflictos hay que evitarlos, y en estos momentos de crisis y dificultades la gente no entendería que nos perdiéramos en líos internos”, advierte un miembro de la ejecutiva de Fabra.