Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“¡Ginés, corrupto, fuera de Coslada!”

El exjefe de la policía local denuncia al edil, que organizó una protesta que reunió a centenares de personas

Manifestación en Coslada contra Ginés Jiménez. Ampliar foto
Manifestación en Coslada contra Ginés Jiménez.

Cientos de personas se congregaron a la una de la tarde de este domingo en la plaza Mayor de Coslada en protesta contra la reincorporación a su puesto de oficial de la policía municipal de Ginés Jiménez, exjefe del cuerpo y arrestado en 2008 como presunto cabecilla de una presunta red de extorsión integrada por agentes. Cuatro años después de la Operación Bloque (la mayoría de detenidos vivía en la misma manzana de Coslada), llevada a cabo por la Policía Nacional, un juez ha considerado que Jiménez puede volver a su anterior puesto de trabajo; además, el magistrado que instruye el caso ha decidido archivar el delito de asociación ilícita, lo que equivale a decir que la red no existió.

En la manifestación participaron un millar de personas, según los organizadores, aunque el propio Jiménez redujo la cifra a 350. Al frente se encontraba el edil de la Agrupación Republicana de Coslada, Sebastián Vegas Cuadrado. “No queremos nada de la Alcantarilla”, corearon los participantes, aludiendo al pueblo de origen de Jiménez, en Murcia. Otras consignas fueron: “¡Ginés, corrupto, fuera de Coslada!”, “Nosotros al sol, Ginés a la sombra”, “Libertad para Coslada”, “Ginés, ladrón, trabaja de peón” o “Alcalde, escucha, el pueblo está en la lucha”. Vegas Cuadrado tomó la palabra para asegurar que el objetivo del acto era evitar que ese tipo de corrupción se dé en España.

Ginés Jiménez presentó este domingo una denuncia en la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Coslada-San Fernando de Henares contra el concejal, al considerar que este había arremetido contra él en unos panfletos distribuidos por las calles de Coslada. “Con calumnias, injurias, contra el derecho al honor, coacciones, amenazas, insultos; y expresando literalmente como una orden y con signos de exclamación en el título de los panfletos ‘¡Ginés, fuera de Coslada!’, al mismo tiempo que decía ‘hay que desterrarle de la ciudad’; acosando por tanto al denunciante y provocando con ello una reacción de violencia y de agresividad de los ciudadanos hacia el mismo, hasta el punto de temer por su integridad física y por la de su familia”, aduce la denuncia, a la que tuvo acceso EL PAÍS.

“El denunciante se siente gravemente perjudicado por esta persona y su agrupación, y por las acciones hacia su persona y hacia su familia, pues indudablemente el acoso, las amenazas, las injurias, los insultos, las coacciones y la persecución que está sufriendo por parte del denunciado es de tal magnitud que está temiendo por su integridad física y por su vida”, añade la denuncia.

La polémica por la reincorporación del exjefe de la Policía Local de Coslada se produce días antes de que la Sección 23 de la Audiencia Provincial de Madrid juzgue a cuatro agentes municipales por sendos delitos de lesiones, según la acusación del Ministerio Público. Los hechos se remontan al 13 de septiembre de 2002, cuando los policías “tiraron al suelo” a un conductor que viajaba con su hijo y que había cometido una infracción de tráfico. “Le dieron puñetazos y esposaron; a continuación, cuando lo llevaban en el coche patrulla, le propinaron otro golpe en el estómago, interviniendo su hijo, a quien también golpearon”, indica la calificación fiscal, que solicita un año de cárcel para cada uno de los agentes.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram