Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSdeG ultima sus listas con una fuerte tensión entre Vázquez y Caamaño

El PSOE coruñés apela a su autonomía para las listas

Rubalcaba, Valenciano, Jiménez y demás participantes del comité federal aplauden a los candidatos del PSOE, Patxi López y Pachi Vázquez.
Rubalcaba, Valenciano, Jiménez y demás participantes del comité federal aplauden a los candidatos del PSOE, Patxi López y Pachi Vázquez. EFE

El cierre de las listas en el PSdeG ha elevado la tensión interna en las últimas horas, sobre todo en la provincia de A Coruña y, en menor medida, en Pontevedra. El conflicto de A Coruña es el que más preocupa en la dirección del partido, ya que ha derivado en un encontronazo entre el secretario general, Pachi Vázquez, y el líder provincial y cabeza de lista, Francisco Caamaño. La candidatura aprobada en A Coruña no satisface a Vázquez, que se reserva el derecho de forzar cambios hoy, cuando la comisión de listas en primera instancia y luego el comité nacional, máximo órgano entre congresos, deben dar el visto bueno definitivo a los aspirantes a entrar en el futuro Parlamento.

Pese a que Caamaño se había mostrado dispuesto a desafiar a Vázquez en las fallidas primarias para la candidatura a la Xunta, el secretario general del PSdeG no puso impedimentos a que el exministro de Justicia encabezase la lista por A Coruña en las autonómicas del 21-O. Los problemas han surgido en la elección de los nombres que acompañarán a Caamaño, ya que el exministro no ha atendido todas las sugerencias de Vázquez. Y con el apoyo de la dirección provincial, está dispuesto a dar hoy la batalla para defender la lista aprobada en A Coruña.

El secretario general se debate ahora entre tener que aceptar una candidatura que no es de su total agrado o hacer valer su decisión y exponerse a un serio conflicto que hasta podría poner en riesgo la presencia de Caamaño. Vázquez pasó ayer el día en Madrid, donde el comité federal los aclamó a él y al lehendakari Patxi López como candidatos en sus respectivas comunidades. Si comentó con Rubalcaba el asunto, no iba a hallar el ambiente más favorable a Caamaño, gran valedor de Chacón en el último congreso federal del PSOE. Ante los periodistas, el líder del PSdeG se refirió al exministro de Justicia como “uno más” dentro de “unos recursos humanos amplísimos”. Sobre la lista coruñesa se limitó a recordar que la decisión última compete al comité nacional. Tampoco hubo ninguna negociación directa entre Vázquez y Caamaño.

Paradójicamente, parte del conflicto tiene que ver con el apoyo de Vázquez a dirigentes con los que había mantenido duros enfrentamientos en los dos últimos años, como el activo diputado José Manuel Lage y la secretaria del partido en Ferrol, Beatriz Sestayo. En ambos casos, Vázquez apelaba a que habían salido triunfadores en sus respectivas agrupaciones comarcales. Caamaño lo aceptó en el caso de Sestayo, contundente vencedora en Ferrol, pero no en el de Lage. La dirección provincial alega que ganó por estrecho margen en el Barbanza pero quedó tercero en la agrupación de la que es secretario general, la de Noia. Lage, un activo usuario de las redes sociales, ha recogido numerosos apoyos en ese ámbito. El entorno de Caamaño sostiene, sin embargo, que a la dirección coruñesa la respaldan en este asunto la mayoría de agrupaciones locales del Barbanza.

Más confusa es aún la cuestión en torno al exconselleiro José Luis Méndez Romeu, la ausencia más sorprendente en la candidatura, ya que ha sido un gran apoyo de Vázquez y es el coordinador del programa electoral del PSdeG. La dirección provincial alega que Méndez iba a ir en la lista y que finalmente fue retirado porque desde la ejecutiva gallega objetaron que había demasiados militantes de la capital provincial. En esa tesitura Caamaño sacrificó a Méndez para mantener a su mano derecha, el joven secretario de organización de la provincia, Emilio Vázquez, el segundo más votado por las asambleas después del propio exministro y también afiliado en la ciudad de A Coruña.

Si no saliera una solución negociada en la comisión de listas, el enfrentamiento se hará explícito en el comité nacional, donde, según fuentes del PSdeG coruñés, Caamaño se muestra dispuesto a mantener el pulso hasta el final y exhibir sus apoyos en la provincia. La dirección socialista de A Coruña esgrime en su favor el apoyo prestado a Pachi Vázquez frente a Elena Espinosa en el último congreso del socialismo gallego.

En Pontevedra también se han suscitado escaramuzas durante el fin de semana, aunque sin alcanzar la virulencia de A Coruña. De momento, una estrecha colaboradora del secretario general, la exconselleira de Pesca, Carmen Gallego, ha retrocedido hasta el séptimo puesto. Además, agrupaciones del sur de la provincia emitieron un comunicado para hacer público su malestar por la exclusión de los puestos de salida de Luis Piña, dirigente de esa comarca.