“La cooperación no se discute”

Un centenar de adolescentes participan en Camerún en la 7ªedición de Madrid Rumbo al Sur Ayer visitaron un centro de pediatría de la ONGD África Directo hecho con financiación regional

Sor Antonia León habla a los participantes en Rumbo al Sur.
Sor Antonia León habla a los participantes en Rumbo al Sur.

La prima de riesgo que gobierna España al ritmo de los mercados, un arma de depresión masiva que extiende la desazón a su paso, es un demonio desconocido en el corazón de África. Los espíritus de la jungla que acechan en las sombras de Camerún son más mundanos. Y crueles, aunque a los ciudadanos de los PIIGS les parezca increíble. Con un 48% de sus 20 millones de habitantes por debajo del umbral de pobreza, una renta per cápita de 2.300 dólares que no da para muchas ingenierías financieras y una esperanza de vida de 54 años, que colocan al país de los leones indomables en los puestos de cola de riqueza del mundo (184), la austeridad no es una opción sino una obligación. El centenar de adolescentes que participan en la séptima edición de Madrid Rumbo al Sur, organizada por la Comunidad de Madrid y patrocinada por la Obra Social de Caja Madrid, la Obra Social de La Caixa, el Canal de Isabel de II y la tienda de calzado ecológico El Naturalista, lo están comprobando sobre el terreno.

Con un presupuesto de más de 14 millones de euros en su Plan de Cooperación, dos millones menos que el año anterior, el Gobierno regional ha destinado 48.000 euros para un centro de pediatría de la ONGD África Directo en la localidad de Dschang, cerca de la frontera con Nigeria, que gestionarán las Siervas de María y será inaugurado a finales de año. "Son tiempos de crisis y hay quien no entiende que se invierta en ayuda internacional. Somos conscientes de eso, y por eso hemos rebajado el presupuesto, pero no por ello tenemos que renunciar a ayudar a nuestros hermanos de otras partes del mundo", reflexionaba esta semana el consejero de Asuntos Sociales, Salvador Victoria, que ha decidido no viajar “para no dar una imagen equivocada”, sensibilizado por el enfado en la calle con los excesos de tantos políticos.

Los participantes de la séptima edición de Rumbo al Sur, en Camerún.
Los participantes de la séptima edición de Rumbo al Sur, en Camerún.

“Con este proyecto de pediatría pretendemos cubrir las necesidades básicas sanitarias de la población infantil”, explica el director general de Voluntariado y Cooperación al Desarrollo, Javier Goizueta, madrileño de nacimiento, con ancestros vascos y navarros y “africano de adopción” tras trabajar entre 2007 y 2010 en Mozambique, Tanzania, Uganda y Malaui. Los expedicionarios han participado “de manera testimonial” en la construcción del centro de pediatría “picando piedra y transportándola”, añade Goizueta, que en su etapa en el África subsahariana fue el responsable de la logística de varios hospitales. “Parece que no, pero nuestra presencia y trabajo se nota, lo digo yo que llevo aquí 16 años”, cuenta sor Antonia León. En todo este tiempo, la misionera ha apreciado la evolución de los núcleos más remotos de Dschang. “Antes las mujeres no se vestían, y si ellas no lo hacían, ¿para qué iban a hacerlo los críos? Pero resulta que muchos se morían por enfermedades que les causaban los gusanos de tierra. Eso, afortunadamente, ya no es el día a día… Nuestra presencia, el voluntariado, la cooperación, no se discute”, zanja la religiosa.

Camerún y Filipinas se suman este año a los países prioritarios para la recepción de ayudas por parte del Ejecutivo de Esperanza Aguirre según recoge el Plan Anual de Cooperación 2012 destinado a contribuir a erradicar la pobreza. Bolivia, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Perú, Paraguay, República Dominicana, Marruecos, Mauritania, Mozambique, Senegal, Población Saharaui y Territorios Palestinos son las otras zonas beneficiadas por la cooperación madrileña, también presente en situaciones de emergencia humanitaria como Haití o el Cuerno de África. “No pensemos que Madrid Rumbo al Sur es una expedición, es mucho más, es la promoción del voluntariado de la juventud madrileña a lo largo de todo el año”, matiza Goizueta.

La jornada de los cachorros voluntarios de Madrid Rumbo al Sur —los mejores de los 1.800 candidatos que se presentaron frente a los 300 de la edición anterior— comenzó con una visita a los lagos volcánicos de Foumbam, un espacio natural impactante por una belleza literalmente extrema: en 1986 el lago Oku mató a 1.600 personas tras soltar un manto de gases venenosos letal en un diámetro de una docena de kilómetros cuadrados. “La seguridad está asegurada como si estuviéramos en Madrid, los chicos está acompañados una vez más por un completo grupo de profesionales formado por bomberos, médicos, profesores y monitores liderado por Telmo Aldaz de la Quadra-Salcedo”, alegan desde la organización. Al convoy que forman los cinco autobuses que trasladan a los participantes le escoltan dos todoterrenos de la policía.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La jornada ha dejado otra novedad: la incorporación de Jesús Cebrián y Alba Macarena Riches, ambos con una discapacidad. “La Comunidad pretende así favorecer la integración de las personas con discapacidad y fomentar su participación”, observan desde Asuntos Sociales. “Yo nací sin parte de un brazo, pero no me siento distinto ni especial. Me han educado para hacer frente a las adversidades y no caer en la tentación de dar pena”, piensa Jesús, mientras se protege bajo un poncho de la ira de la estación de lluvias. “En verdad Camerún hace honor a su segundo nombre, La pequeña África, porque tiene de todo. Aquí estamos todos”, resume Alba.

Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS