las consecuencias de los recortes

Los sindicatos de Metro se dividen con dos convocatorias de huelga

Los trabajadores están convocados hoy a una asamblea para decidir sobre los diferentes paros

Todos están de acuerdo en que no quieren un nuevo recorte de sueldo. Pero difieren en la forma de intentar evitarlo, así que han previsto dos fechas distintas para protestar. Los trabajadores de Metro de Madrid han convocado dos movilizaciones diferentes contra el recorte de hasta el 3,3% de la nómina que ha aprobado la Comunidad de Madrid para todos los empleados públicos regionales.

Cinco de las seis centrales más representativas (CC OO, UGT, Solidaridad Obrera, Sindicato Libre y de Técnicos) convocan paros de 24 horas en dos jornadas: mañana miércoles y el viernes 29 de junio, una fecha simbólica que coincide con el parón total de 2010 que dejó a miles de madrileños sin servicio y provocó una cascada de denuncias y sanciones entre los empleados, cuando la Comunidad de Madrid quiso aplicar en Metro el recorte que el Gobierno de Zapatero había previsto solo para los funcionarios.

En la nueva propuesta para recortar nóminas, el Ejecutivo regional ha dejado la puerta abierta: a los empleados públicos se les puede recortar de partidas distintas, como complementos, con tal de que la masa salarial acabe reduciéndose en igual proporción. Es decir, el recorte no tiene que salir necesariamente de las nóminas de todo el personal.

Paros en junio y en julio

Las consecuencias de la convocatoria de 2010 recayeron principalmente sobre los hombros de los maquinistas, que ahora quieren ir por libre. El Sindicato de Conductores de Metro de Madrid (el más numeroso y también el que tiene más fuerza) ha decidido desmarcarse del resto y convocar tres paros de dos horas en horario de mañana, tarde y madrugada los días 2, 3, 6, 10, 11 y 13 de julio. La cita definitiva para que el viajero sepa a qué atenerse llega hoy. Todos los trabajadores están convocados hoy a una asamblea para aprobar (o rechazar) los diferentes paros.

Metro y los sindicatos se reunieron el pasado jueves para cerrar los servicios mínimos de los primeros paros. El acuerdo inicial terminó en desencuentro, según refleja el acta de reunión del comité de huelga. Establecieron unos servicios mínimos del 42% en hora punta y el 33% de media al día, lo que supone, según el escrito, 20 minutos de espera en hora punta, 30 minutos en hora valle y 40 minutos por la noche. El desencuentro llegó cuando las centrales pidieron que la empresa no permita que no salgan trenes por encima de los pactados a no ser que se presenten un mínimo de 23 conductores que no quieran hacer huelga. Metro se negó.

Sobre la firma

Pilar Álvarez

La corresponsal de género del diario EL PAÍS está especializada en temas sociales (Igualdad, Violencia de Género, Educación) y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Efe, Cadena Ser, Onda Cero y el diario La Opinión. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS