Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Recortar los 129 escaños regionales a la mitad, objetivo para la próxima legislatura

Será necesario modificar el Estatuto de Autonomía para aplicar la reducción en la Asamblea

El hemiciclo de la Asamblea de Madrid visto desde la tribuna de invitados. Ampliar foto
El hemiciclo de la Asamblea de Madrid visto desde la tribuna de invitados.

A los nuevos presupuestos hay que añadir un recorte muy llamativo por su trascendencia y por sus tintes políticos, ya que cuestiona el modelo actual: la Comunidad reducirá a la mitad el número de diputados —actualmente son 129, de los que 72 son del PP, 36 del PSM, 13 de IU y ocho de UPyD— en la próxima legislatura. Es decir, a partir de 2015, cuando se celebran las próximas elecciones municipales y autonómicas. Hasta entonces la intención es sentar las bases de un cambio radical: que los diputados sean 65. Para hacerlo, se debería modificar el Estatuto de Autonomía. "En estos tiempos todos tenemos que apretarnos el cinturón, también y fundamentalmente los políticos. Hay que mantener lo esencial y reducir lo prescindible", dicen desde el Gobierno autonómico.

Aunque el Partido Popular tiene mayoría absoluta, su intención es lograr el apoyo al menos de Unión, Progreso y Democracia. No parece que alcanzar un acuerdo sea complicado. Pero es necesario: reformar el Estatuto de Autonomía requeriría la aprobación de la Asamblea por dos tercios y la aprobación de las Cortes Generales mediante ley orgánica. “Esta medida es de sentido común y hace tiempo que venimos insistiendo en ella. Nos alegra ver cómo algunas de nuestras ideas finalmente se abren camino”, expuso al respecto el portavoz del grupo, Luis de Velasco.

En octubre de 2011 UPyD ya propuso “rebajar el número de diputados pasando de los 129 actuales -la Asamblea arrancó en 1983 con 94 diputados- a un máximo de 70, para evitar su excesivo tamaño, dado que es un parlamento regional y que la población de la Comunidad es de poco más de seis millones de habitantes y dado que el Congreso de los Diputados está compuesto por 350 diputados para más de 45 millones de habitantes”. La reflexión terminó calando en Esperanza Aguirre.

Coincidiendo con la decisión del Ejecutivo regional, la formación magenta planteó ayer la reducción de los sueldos de los diputados en un 10%. Un diputado raso de la Asamblea de Madrid cobra 3.503,46 euros brutos al mes como salario base en 14 pagas (49.000 al año), a lo que hay que añadir un plus de 1.825,83 euros si además es portavoz del partido. Quienes acuden a la Junta de Portavoces reciben a su vez 1.457,54 euros, mientras que la paga por ser portavoz de una comisión es de 846,97 euros. El 20% del sueldo no tributa IRPF al considerarse “gastos de viaje”, otra medida que UPyD quiere eliminar.

Más información