Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las rebajas de Rajoy obligarán a la Junta a revisar su Presupuesto

El Gobierno andaluz analiza las cuentas del Estado para evaluar el impacto

La secretaria de Organización del PSOE, Susana Díaz, en Sevilla.
La secretaria de Organización del PSOE, Susana Díaz, en Sevilla.

Hasta la celebración de las elecciones autonómicas y pese a la dureza de la crisis económica, el Gobierno andaluz venía mirando hacia otro lado cuando se le preguntaba si tendría que modificar el Presupuesto de la Junta para 2012 por la caída en picado de los ingresos y la obligatoriedad de cumplir con el objetivo de déficit. Ya han pasado las elecciones, el PSOE volverá a gobernar si lo permite Izquierda Unida y los Presupuestos Generales del Estado para 2012, cuyos detalles se conocieron el martes, no dan margen para mantener las cuentas andaluzas tal y como se aprobaron a finales de 2011 para este ejercicio.

El Gobierno andaluz en funciones está analizando con lupa cómo afectarán las rebajas del Presupuesto estatal, no solo las de las inversiones, a sus propios ingresos presupuestarios. Aún no ha hecho un balance, que espera tener listo en los próximos días, pero fuentes del Ejecutivo autonómico reconocieron ayer que tendrán que “revisar” y “retocar” el Presupuesto andaluz. Desde la Junta de Andalucía nadie se atreve por el momento a dar una cifra global de bajada presupuestaria. Al único que se la ha escuchado dar una cifra ha sido al presidente del PP andaluz, Javier Arenas, quien ya en febrero pasado habló de un desfase de 4.000 millones de euros,

Por el momento, se desconoce cuánto y de dónde tendrán que salir los recortes presupuestarios andaluces que los socialistas andaluces van a imputar al debe del Gobierno de Mariano Rajoy, como ya pronosticó el PP cuando debatieron el Presupuesto en el Parlamento autónomo.

Andalucía ha sido la única comunidad que aprobó para 2012 unos presupuestos al alza. Fue una subida mínima, del 1%, pero contrastó con el tijeretazo que usaron otras comunidades. El presupuesto andaluz fue la bandera que esgrimió el PSOE en las elecciones generales.

También ha sido la enseña del candidato del PSOE y presidente de la Junta en funciones, José Antonio Griñán, en los comicios del 25 de marzo pasado. El compromiso de los socialistas —y la exigencia de IU, su potencial aliado— pasa por “preservar” el Estado de Bienestar y mantener a salvo las partidas de educación y sanidad.

Aún es muy pronto para saber qué idea es la que barajan los socialistas, aunque a principios de marzo la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, apostó por la vía de los ingresos. Ese camino se ha traducido hasta ahora en una subida de impuestos. El Gobierno de Griñán ya gravó, en la legislatura pasada, las rentas por encima de los 80.000 euros, los depósitos de las entidades financieras, las bolsas de plástico de un solo uso o el céntimo sanitario sobre los hidrocarburos. ¿Hay más margen cuando el Gobierno del PP también ha subido las retenciones de la renta y evita, por ahora, subir el IVA? No hay respuesta, por el momento, a esta pregunta. Pero hagan lo que hagan los socialistas estos tendrán que contar con el apoyo de los 12 diputados de IU en el Parlamento ya que sus 47 escaños son insuficientes, frente a los 50 del PP.

Las formaciones que sacaron representación parlamentaria valoraron de forma muy diferente la repercusión del proyecto de ley de Presupuestos del Estado en Andalucía. Los socialistas consideraron que “machaca” a Andalucía y “pisotea” a la comunidad al ignorar la disposición del Estatuto que prevé que las inversiones estatales deben ser equivalentes al peso de la población en Andalucía (17,8%). Los presupuestos alcanzan el 14,6%. La secretaria de Organización, Susana Díaz, apostó por el diálogo con el Gobierno central antes de plantear un recurso ante los tribunales.

En este sentido, Javier Arenas aseguró que a quien habría que llevar a los tribunales es al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y a Alfredo Pérez Rubalcaba como responsables de la “quiebra financiera”. Los populares intentaron minimizar el incumplimiento estatutario señalando que “lo importante no es lo que se presupuesta, sino lo que se ejecuta”, como señaló ayer la delegada del Gobierno de la nación, Carmen Crespo, informa Efe. La representante del Ejecutivo echó en cara a los socialistas que no hubieran recurrido las cantidades que no se han invertido de presupuestos anteriores, en los desde 2008 se cumplió el Estatuto de destinar una inversión regionalizable similar al peso de la población.

No obstante, las cantidades aún no ejecutadas sí fue reconocida por el Ejecutivo de Zapatero que las elevó a 1.504 millones de euros en relación con las cuentas de 2008 y 2009. La Junta también presentó recursos contenciosos-administrativos contra el Gobierno de Zapatero por la liquidación del sistema de financiación autonómica.

Diego Valderas (IU) llamó a “la rebeldía frente a ese incumplimiento y al hachazo” de Rajoy.