Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP advierte de que rozar la mayoría significa perder

Los socialistas aprovechan la encuesta para tomar oxígeno y confiar en una posible victoria

"Vamos recortando y el PP envilece la campaña", afirma Griñán

Javier Arenas, en en un acto en Dos Hermanas (Sevilla). Ampliar foto
Javier Arenas, en en un acto en Dos Hermanas (Sevilla).

El barómetro electoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha vuelto a dejar abierta la campaña electoral. Pese a las últimas denuncias de supuestas irregularidades en la agencia pública Invercaria, la actuación judicial por el fraude de los ERE y el problema del paro, el PSOE no da por perdidas las elecciones. Del mismo modo, tampoco el PP las considera ganadas. IU se ve ya como la llave del Gobierno de la Junta tras las elecciones del próximo 25 de marzo.

Según la encuesta, El PP obtendría el 44,9% de los votos y entre 54 y 55 escaños, uno menos que la mayoría abosoluta. El PSOE, con un 37,7% de los votos, estaría entre los 44 y 46 escaños, que sumados a los 9-10 escaños de IU -ahora dispone de seis-, podrían formar una coalición de izquierdas.

El coordinador de IU y candidato de esta formación, Diego Valderas, ha sido el primero en pronunciarse sobre la encuesta para afirmar que es un sondeo "importante" que "reafirma el crecimiento de Izquierda Unida en las últimas elecciones". En su opinión, los resultados convierten a su federación en la "única capaz de garantizar nuevos tiempos sin mayorías absolutas".

Fuentes socialistas han destacado que este partido haya acortado distancias con respecto al PP desde las elecciones del 20-N y asegurado que los pronósticos del CIS les animan a seguir luchando. El secretario general del PSOE-A y candidato a la Presidencia de la Junta, José Antonio Griñán, se ha mostrado convencido de "ganar". "Se lo vengo diciendo, se lo vengo diciendo, vamos a ganar las elecciones", ha comentado brevemente a los medios el líder del PSOE andaluz. "No han visto cómo vamos recortando, recortando, recortando y cómo el PP envilece la campaña cuanto más recortamos", ha concluido.

Por su parte, los populares aprovecharon para llamar a la movilización de su partido porque, según argumentan, una victoria sin mayoría absoluta les impediría gobernar. Javier Arenas se mostró ayer satisfecho. La horquilla coincide con las previsiones del PP andaluz, que piensa que los resultados pueden ser aún mejores. El candidato aprovechó un acto en Dos Hermanas, la localidad cuyo velódromo es el recinto histórico de los mítines socialistas, para llamar a la humildad y recordar a los suyos que el "optimismo no significa euforia ni la responsabilidad, vértigo". Arena rehuye de que los militantes canten victoria para mantener la tensión hasta el mismo día 25.