A la caza de la moda juvenil

A Coruña programa actividades y exposiciones sobre las tribus urbanas Miguel Trillo lleva tres décadas a la caza y captura de grupos juveniles

Imagen de un punk en Lugo en el año 1991, de la exposición 'Identidades'.
Imagen de un punk en Lugo en el año 1991, de la exposición 'Identidades'.MIGUEL TRILLO

Zapatos nuevos o de ocasión, para este caso es lo mismo. Como en la mítica canción ochentera de Radio Futura, A Coruña cayó rendida a la moda juvenil. Sin distinciones geográficas, temporales o de estilos: estrena su gran centro sociocultural Ágora con un destape sobre tribus urbanas de todo el planeta. Una exposición de 110 retratos de Miguel Trillo, que lleva tres décadas recorriendo ciudades, grandes y pequeñas, a la caza y captura de imágenes de veinteañeros con estética propia, es el núcleo de estos tres meses de actividades programadas para diseccionar bajo todas las costuras la rebeldía indumentaria y musical de los años mozos.

Punkis, góticos, rockers o ravers, mods, skaters o incluso surferos pueblan la muestra fotográfica Identidades, que se complementará hasta el 25 de mayo con proyecciones, un seminario de estudio sociológico, varias conferencias y coloquios además de conciertos de punk o hip-hop gallego y sesiones de djs. En esta caza de tendencias juveniles, podrán incluso participar cualquier neófito: un safari fotográfico invita a subir al blog de la exposición (www.ardelacalle.net, también en un guiño a Radio Futura) imágenes de tribus de A Coruña. Las mejores “piezas” recibirán su “recompensa”.

Miguel Trillo (Jimena de la Frontera, Cádiz, 1953) lleva desde la alocada movida madrileña de los 80 cazando moda juvenil. Primero en los conciertos, cuando se dio cuenta de que el público daba mucho más de sí que las archifotografiadas estrellas del escenario. Y luego, olfateando por los barrios de las urbes, pequeñas o gigantescas, en busca de “caladeros de actividad de ropa, música y tendencias”. Profesor de lengua castellana en un instituto público de Barcelona, dedica su tiempo libre a retratar lo que define como la “Internacional juvenil”.

Desde A Coruña o Vigo, pasando por Madrid, Londres, Dubai, Tokio o Pekín. Con tupés, crestas o bien peinaos, chupas de cuero o chándales, pantalones pitillos o abombados, con tatuajes o sin ellos. Todos tan diferentes y a la vez tan iguales a través de los años y las latitudes geográficas. “Son fotografías congeladas en el tiempo, no noto diferencias entre algunos retratos de finales de los 80 y otros actuales”, afirma Trillo ante la imagen de un motero asiático posando en Seúl en 2007 al estilo Marlon Brando de los años 50. A través de las décadas y de las ciudades, sean de oriente o de occidente, el fotógrafo se encontró con las mismas ganas de “rebeldía, de cultura underground, aunque no marginal”, entre las variopintas tribus de jóvenes que adoptan un estilo, por lo general asociado a una música. Sin ánimo de hacer sociología, ni buscar razones antropológicas, Trillo asegura que sus trabajos tan solo reflejan “una tierra de nadie, la identidad contracultura de los jóvenes”.

El programa incluye coloquios, conferencias y conciertos

Para entrar en esta peculiar galería de un profesional que huye de “instantáneas o imágenes robadas”, hay que ser veinteañero, tener una estética y un estilo “irrepetible” y aceptar posar en un escenario ya predeterminado. El fotógrafo primero dibuja la foto en su cabeza, buscando un espacio, luz y tiempo muy meditado, antes de abordar al personaje que quiere retratar, al que adula enseñándole un cuaderno con sus trabajos anteriores y alabando su vanidad al proponerle participar en una exposición o un proyecto.

“Son gente que sale a la calle para seducir, sabe comunicar con su cuerpo e indumentaria, y se siente identificada con el propósito del fotógrafo”. Y aunque es grande y real el desprecio entre tribus, pongamos por ejemplo entre rockabillies y punkis, “todos aceptan formar parte de un mismo proyecto porque son conscientes que son vasos comunicantes”.

Para este proyecto de Tribus urbanas en el Ágora coruñés, que ya ha despertado antes de su apertura hoy al bastante expectativa, Miguel Trillo completó sus 80 fotografías realizadas a lo largo de tres décadas con la proyección de 30 retratos de las dos últimas décadas captados en ciudades gallegas, sobre todo en las de A Coruña y Vigo. El pasado fin de semana, se pasó tres días tomando imágenes de los ravers de O Portiño y apasionados del skate en Eirís.

La Universidad da Coruña organizará un seminario sociológico y estético sobre la juventud en la era de la globalización, según reza el programa. También se disertará, de la mano del periodista Javier Ocaña, sobre las tribus en la gran pantalla. Aún no se animaron a subir al blog fotografías anónimas sobre las tendencias coruñesas. Pero a los eventos programados todos están invitados a acudir “con sus mejores pintas”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50