Touriño alerta del “serio riesgo” de retroceso de la eurorregión

El expresidente de la Xunta alerta de que la intervención de Portugal "amortigua los proyectos comunes"

El Gobierno de Portugal ha tardado ocho meses, tras las elecciones generales del pasado año, en nombrar al nuevo presidente del órgano administrativo que coordina su Región Norte. Hace apenas un par de semanas que Carlos Lage, en el cargo desde 2005, fue sustituido por Paulo Jorge Mota de Pinho. Ese retraso ejemplifica, para el expresidente de la Xunta y catedrático de Economía Emilio Pérez Touriño, el “ensimismamiento” del Gobierno luso motivado por la crisis y su olvido de las políticas regionales y la cooperación transfronteriza.

 La larga interinidad y el consiguiente parón político del interlocutor de la Xunta en la eurorregión Galicia-Norte de Portugal es uno más de los ejemplos que Touriño y Lage pusieron ayer en la presentación de un estudio de la Universidade de Santiago sobre la “crisis y perspectivas” de la eurorregión. Touriño, coordinador de la investigación, citó la complejidad de los peajes en las autovías y el parón de las mejoras ferroviarias como problemas que se han sumado al deterioro económico producido por la crisis financiera de los últimos años, pero que en el Norte de Portugal se arrastra desde hace una década por la deslocalización de empresas.

Tras dos décadas de avances en la integración, y pese a la importancia de las exportaciones mutuas y a la movilidad poblacional, la convergencia del nivel de renta de Galicia y el Norte de Portugal se ha estancado en los últimos años. Para Touriño “las medidas de rescate económico de Portugal aumentarán esa brecha”, lo que le lleva al expresidente a asegurar que “hay un riesgo serio de reversión de la eurorregión”. “Portugal, intervenido, tiene un problema serio de futuro, y eso amortigua los proyectos comunes”, sintetizó.

Por su parte, Carlos Lage elogió la integración social y cultural lograda hasta ahora y coincidió en que el principal problema es el de la integración económica. Según dijo, esta habría avanzado más si el Norte de Portugal hubiese contado con el “merecido estatuto regional” que acercase la actual división meramente administrativa a la capacidad de autogobierno de Galicia. “La eurorregión es una voz oída en Europa, pero nos gustaría que fuese oída también por los gobernantes ibéricos”, concluyó.

Antes de la presentación del estudio, Touriño fue preguntado por el futuro del PSdeG, sobre el que no quiso hacer valoraciones. Se limitó a apuntar que se están produciendo “grandes cambios en todos los partidos”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción