GALLARDÓN DEJA LA ALCALDÍA DE MADRID

Buena suerte desde Madrid

Alberto Ruiz-Gallardón abandona, tras casi 29 años (bastante más de la mitad de su vida) la política madrileña. Llegó desde el Ayuntamiento a la Asamblea de Madrid como diputado de Alianza Popular en 1987 y desde entonces hemos frecuentado mutuamente y desde el respeto, la discrepancia política y a veces el consenso, la amistad personal, que espero duradera. Desde 1987 hasta hoy han transcurrido 24 años y en siete de ellos, además, él como Alcalde y yo como Secretario de Estado para el Deporte, hemos compartido con pasión y convicción el sueño olímpico de Madrid que hoy, con su marcha, queda un tanto desdibujado.

Alberto es, o mejor dicho ha acabado siendo tras una afanosa conquista, un autentico “animal político” por utilizar una expresión gráfica y rotunda. Nadie como él en la derecha española ha sabido desde los primeros 90 hasta hoy mismo aproximarse a los que no eran suyos hasta el extremo de infundir recelos en algunos de los suyos. Ocho años presidente de la Comunidad de Madrid fue a mi juicio un buen heredero que impulsó con audacia la institución en el desarrollo de su madurez política.

Ser Alcalde de Madrid no estaba en sus planes y ha sido para él un paréntesis demasiado largo (sobre todo los últimos años) hasta el salto a la política nacional. Como alcalde “calculó” mal a lo largo de su gestión y Madrid está hoy lejos de ser la ciudad que queremos. Pero no es el momento de la crítica política. El tiempo, tribunal implacable, le situará, creo, como mejor presidente que alcalde.

"El tiempo, tribunal implacable, le situará como mejor presidente que alcalde".

Con tenacidad y capacidad de resistencia Ruiz-Gallardón ha ido cumpliendo paso a paso sus sueños políticos. ¿Cumple, ahora, como ministro el último? El futuro lo aclarará.

Se ha despedido de todos con palabras de Ortega que explican al hombre desde los ideales agotados y el ensayo de otros nuevos. Yo que intento ser, como bien sabe un luchador tenaz, quiero despedirme de él ahora que toma otros rumbos, con otras palabras, también de Ortega, muy poco conocidas:  “Madrid tiene que ser ganada para una vida mejor por un ejercito de soldados sentimentales que derramen sobre ella la generosidad de sus corazones y la gracia ideal de sus sentimientos”.

Son de 1925, pero aun continúan vigentes. Alberto, buena suerte desde Madrid.

Jaime Lissavetzky es portavoz grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Madrid.

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Historia de un engaño: los hechos probados de la sentencia del ‘procés’

El Supremo concluye que los condenados idearon una maniobra de presión al Estado

El ingeniero del MIT que vive como un amish

Patricia Fernández de Lis Yereván (Armenia)

Eric Brende, que pasó un año en una comunidad aislada de la tecnología, ha escrito un libro sobre cómo llevar una vida "más presente"

El secesionismo se echa a la calle tras la histórica condena del Supremo

Miquel Noguer Barcelona

El fallo se queda lejos de las demandas de la Fiscalía y avala a la Abogacía del Estado

EL PAÍS RECOMIENDA

Sepultados en tumbas de basura

José Ángel falleció solo pero con 3.544 amigos en Facebook. Historia de un enfermo de Diógenes

El europeo más fuerte sale en ‘Juego de tronos’

Hafthór Björnsson, La Montaña en la serie, consume 10.000 calorías diarias

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana