La culpa no era suya

La violencia, la vulnerabilidad, el riesgo y la discriminación atentan contra el desarrollo humano de las mujeres, en tanto que no les permiten perseguir los planes de vida que desean