Necrológica:

Jerónimo Gonzalo: La amistad como valor

Tribuna:

La homologacion con Europa

Tribuna:LA CAMPAÑA ELECTORAL

Reflexión obligada y responsabilidad exigible

Tribuna:

Legitimidad representativa y elecciones

Tribuna:LA CAMPAÑA DEL REFERÉNDUM

El referéndum sobre la Alianza Atlántica / y 2

El referéndum sobre la Alianza Atlántica / y 2. 1. El alcance de la vinculación y el carácter plebiscitario de la consulta.- Directa o indirectamente toda consulta popular implica una cierta confrontación para la institución que la provoca, pues la decisión consultada proviene de alguna instancia constitucional y no llueve del cielo. Pero lo que se somete a consulta es la aceptación o el rechazo de una decisión respecto a un tema concreto, no el juicio sobre la actuación política global de la instancia proponente, la presidencia del Gobierno, y en nuestro caso además la de la que autoriza la consulta, el Congreso de los Diputados. Pensar lo contrario es distorsionar el sistema político y el juego instituicional de los órganos constitucionales, pues para enjuiciar la actuación global del Gobierno y del Congreso existen otras vías.El caso De Gaulle -gran figura de la Europa contemporámea e interesante simbiosis jacobino-conservadora- no ha dejado de aducirse sin la obligada discriminación. Era presidente de una república en que el titular se elige por siete años mediante sufragio popular, base del presidencialismo autoritario que caracterizó su régimen. El ilustre general propendía siempre a montar una relación directa, casi cesarista y napoleónica con el pueblo (recuérdense sus invectivas contra los partidos y el régimen parlamentario). Esa tendencia le llevó a utilizar sus referendos como consultas plebiscitarias en forma de más que probable y creciente inconstitucionalidad. Aprovechó ciertas ambigüedades del artículo 11 de la Constitución de la V República, olvidando la contundencia del 89, sobre revisión constitucional, para utilizar el primero y no el segundo, consecuente con su propósito de orillar lo más posible la intervención del Parlamento. Comentando el referéndum que le costó voluntariamente la presidencia dijo A. Haurion que debió "reflexionar sobre los inconvenientes que puede tener el violar demasiado abiertamente la Constitución".

Tribuna:LA CAMPAÑA DEL REFERÉNDUM

El referéndumm sobre la Alianza Atlántica/ 1

El referéndumm sobre la Alianza Atlántica/ 1. He sido y continúo siendo independiente de toda disciplina de partido. Independencia que nunca fue ni es ahora agnosticismo. No renuncio al derecho de tener preferencias políticas personales, pero me impongo el deber, pienso que por tradición profesional, de intentar la objetividad posible matizando mis preferencias con la comprensión y el respeto a las ajenas.1. Referéndum y plebiscito.- Lo que en principio, y según la doctrina constitucional clásica, distingue el referéndum del plebiscito es que en aquél la consulta popular versa sobre un texto normativo articula do en forma de ley, mientras que el plebiscito supone el pronuncia miento popular sobre una propuesta política no formulada normativamente. En el primer caso se apela al pueblo como legislador extra ordinario en tanto titular supremo de todos los poderes; en el segundo se le convoca como sujeto del poder constituyente. Esta diferencia doctrinal no es fácil de verificar en la práctica, porque una ley puede contener decisiones políticas de mucha importancia y, a su vez, el plebiscito puede no contenerlas de la misma entidad.

Tribuna:

Reflexión en torno a una sentencia discutida

Tribuna:

Una muerte silenciosa : Nicolás Ramiro Rico