Poner fin a la mutilación genital femenina de una vez por todas

Lo que realmente cambiará las cosas es el tiempo que dediquemos a hablar con las comunidades sobre los peligros de esta práctica