Alberto Fernández suma al Gabinete de ministros a tres mujeres de su círculo político

Las designaciones del presidente de Argentina profundizan las diferencias que mantiene con su vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, y la nueva ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, durante la campaña electoral para las elecciones de medio término, el 14 de noviembre de 2021.
El presidente de Argentina, Alberto Fernández, y la nueva ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, durante la campaña electoral para las elecciones de medio término, el 14 de noviembre de 2021.AGUSTIN MARCARIAN (REUTERS)

Alberto Fernández ha reformado su Gabinete de ministros. Movido por tres renuncias, el presidente de Argentina abrió las puertas a tres mujeres de su círculo político. Decidió los nombres sin consultar con su vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, con quien mantiene un largo enfrentamiento que cada vez se parece más a una ruptura. Desde que llegó a la Casa Rosada en diciembre de 2019, el presidente ha sacrificado a 15 ministros, el más resonante el de Economía, Martín Guzmán. Urgido por la crisis económica, Fernández debió aceptar en julio pasado como reemplazo a Sergio Massa, líder de una de las tres líneas del peronismo que conforman el Gobierno. La llegada de Massa y la pelea con Kirchner golpearon a Fernández, que este lunes ha querido dar una muestra de autonomía política cuando le restan 14 meses de gestión.

Los cambios en el Gabinete alcanzaron a los ministerios de Trabajo, Desarrollo Social y de la Mujer. El primero quedó vacante tras la renuncia por problemas de salud de Claudio Moroni, un dirigente de buen trato con la poderosa central obrera CGT pero resistido por el kirchnerismo. Fernández puso en su lugar a Kelly Olmos, una funcionaria de perfil bajo que ya conocía de su paso por el peronismo de la Ciudad de Buenos Aires. El nombramiento de Olmos fue una gran sorpresa incluso para la CGT, que no fue consultada, como es la costumbre. La nueva ministra dijo que recibió el mandato de “recuperar el salario de los argentinos”, devastado por una inflación que este año alcanzará el 100%. Se estrenará esta misma semana con una dura negociación con el sindicato de los Camioneros, que piden una subida del 130% para recuperar lo perdido.

Desarrollo Social es un ministerio de peso en Argentina, porque se encarga de repartir el dinero y las ayudas sociales que cada mes reciben millones de argentinos pobres. Estaba hasta hoy en manos de Juan Zabaleta, que decidió regresar a su cargo de intendente de Hurlingham, un distrito de 190.000 habitantes del extrarradio de Buenos Aires, para pelear por la reelección. El presidente eligió en su reemplazo a la diputada Victoria Toloza Paz, integrante de su círculo de máxima confianza. Toloza Paz había sido la elegida por el presidente como candidata al Congreso en la dura derrota que el peronismo sufrió en las elecciones de medio término.

El cambio en el ministerio de Mujeres, Género y Diversidad ha sido especialmente relevante por la crisis que supuso la renuncia al cargo, el viernes 7 de octubre, de Elizabeth Gómez Alcorta. Más cercana al kirchnerismo que al presidente, Gómez Alcorta decidió irse como rechazo a la detención de un grupo de mujeres mapuches en el sur del país. El conflicto por el reclamo de tierras ancestrales ha escalado durante las últimas semanas y puso en una situación incómoda a la ahora exministra, antigua abogada de referentes indígenas. Su lugar lo ocupará Ayelén Mazzina, una dirigente de solo 33 años que ejercía el mismo cargo en la provincia de San Luis. La elección presidencial ha sido un guiño a los gobernadores peronistas, dueños del poder territorial en el interior del país y con apenas representación en el Gabinete.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS