_
_
_
_

Bañarse en pareja y otras recomendaciones para ahorrar agua durante los racionamientos en Bogotá

La Alcaldía aconseja no ducharse los domingos ni tampoco hacerlo si no se va a salir de la casa como pequeñas acciones para afrontar la escasez

recortes de agua en bogota
Una mujer lava una taza en su casa este jueves, cuando empezó a racionarse el agua en Bogotá.Luisa Gonzalez (Reuters)

Bogotá y los municipios aledaños enfrentan una crisis hídrica debido a los bajos niveles de agua en el sistema Chingaza, que suma dos embalses y suministra el 70% del agua de la ciudad. Carlos Fernando Galán, el alcalde de Bogotá, lanzó un plan de racionamiento por zonas que inició este jueves. Los cortes, que se repetirán cada 10 días en los hogares, los dejarán sin agua para cocinar, lavar los platos o ducharse. En medio del estrés natural por la falta de agua, la Alcaldía de Bogotá ha emitido algunas recomendaciones para que todos los habitantes ayuden al ahorro en sus actividades cotidianas, que han sido recibidas con humor.

Entre las principales recomendaciones dadas por Galán que han dado de qué hablar en las redes sociales, están las invitaciones a bañarse en pareja, no bañarse si no va a salir o no bañarse los domingos, como afirmó en una rueda de prensa convocada por la Alcaldía el lunes pasado para indicar el plan de racionamiento.

El mismo alcalde se ha sumado al humor. En la mañana de este viernes un ciudadano, Juan Carlos Florián, le escribió por la red social X que la medida de bañarse en pareja no era efectiva: “El triple de tiempo y gasto de agua por bañarnos hoy en pareja acá en la casa. Nos mentiste Galán”. “Era sólo bañarse, Juan Carlos”, respondió el alcalde.

Newsletter

El análisis de la actualidad y las mejores historias de Colombia, cada semana en su buzón
RECÍBALA

No es la primera vez que en Bogotá hay una crisis de agua y que un gobernante propone bañarse en pareja. En 1995, durante la administración de Antanas Mockus, el entonces alcalde inicialmente invitó a los ciudadanos a ahorrar agua mediante mensajes tradicionales, como “ahorremos agua”. Pero ante los pocos efectos de esos mensajes, creó una campaña más dinámica con mensajes como “Ahorra o nunca”. Como Galán, recomendó bañarse acompañado, y también cambiarse de ropa cada dos días (de interiores diariamente, aclaró).

En la campaña incluso se hizo fotografiar mientras se bañaba con totuma, la tradicional vasija vegetal, en lugar de la usual ducha. Además, reemplazó el tradicional tono que daban los teléfonos que estaban ocupados por un mensaje con su voz o con la de Shakira, quien ya era un gran ídolo musical y que decía: “Gracias por ahorrar agua”. También dio entrevistas en medios de comunicación en las que mostraba, botella en mano, cuántos litros de agua se gastaban al usar la cisterna del baño o tomar una ducha, y repartió estampas de San Rafael, por el nombre de un embalse que surte de agua a la ciudad. Al final, Bogotá logró evitar un racionamiento.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS sobre Colombia y aquí al canal en WhatsApp, y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_