_
_
_
_

El Gobierno de Petro empieza a implementar la reforma a la salud por decreto

El ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, anuncia ocho decretos para reorganizar el sistema. Incluyen aumentar los giros directos a las clínicas y hospitales

Guillermo Alfonso Jaramillo y Gustavo Petro
El ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, y el presidente colombiano, Gustavo Petro.Sebastian Barros (Getty Images)
Juan Miguel Hernández Bonilla

El gobierno del presidente Gustavo Petro ha decidido implementar por decreto una parte importante de la reforma a la salud que se hundió la semana pasada en el Congreso. Primero intervino a la Nueva EPS y a Sanitas, las dos EPS más grandes del país, que suman más de 17 millones de usuarios, uno de cada tres colombianos. Ahora, comenzó una reorganización del sistema. El ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, ha anunciado este lunes en una rueda de prensa que expedirá un decreto para que la Adres, una especie de banco público de los recursos de la salud, gire más dinero directamente a las clínicas y hospitales, para así empezar a eliminar una de las funciones principales de las entidades promotoras de salud (EPS), que sirven de intermediarias de los recursos entre el Estado y las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS).

“Desde hace tiempo las IPS vienen solicitando la posibilidad del giro directo para mantener sus finanzas sanas”, dijo el ministro Jaramillo. Afirmó, además, que lo único que hace falta para empezar a implementar el decreto es que lo firmen el director de Planeación Nacional y el ministro de Hacienda. El presidente Petro confirmó la decisión en un mensaje en X: “La ley nos permite girar directamente a hospitales y clínicas públicas y privadas, y lo haremos para darle más eficacia a la utilización de los recursos públicos de la salud”.

Félix León Martínez, director de la Adres, explicó que el giro directo “es un anhelo de todos porque ayuda a garantizar un flujo mensual de recursos a las redes de prestación de servicios de cada EPS”. Martínez insiste en que el giro será postulado por las EPS, o por sus interventores, cuando sea el caso. “Es una especie de nómina que debe incluir a todos los hospitales y clínicas que prestan los servicios”. En un comunicado de prensa del ministerio, explican que estas medidas “buscan ajustar algunas condiciones del sistema de salud actual”.

En concreto, lo que pretende el ministerio es aumentar el porcentaje de los giros directos. Hoy, la Adres hace el desembolso de casi el 80% de las operaciones financieras del régimen subsidiado de salud en Colombia. El objetivo, con las nuevas medidas, es extender ese pago directo a las transacciones de las EPS del régimen contributivo, sobre todo cuando esas entidades no están cumpliendo con los indicadores financieros. El director de la Adres explicó que el propósito es que “el 50% de los recursos que hoy se entregan a la red de prestación por intermediación de las EPS, ahora pasen a la dinámica de giro directo”. Y añadió: “Es una noticia excelente. La liquidez es esencial para no interrumpir los servicios a los ciudadanos. En este sistema todo mundo habla de deudas, pero el problema fundamental para quien maneja una clínica es que no le llegue los recursos del mes”. El presupuesto anual del sistema de salud es de cerca de 80 billones de pesos, casi 20.000 millones de dólares.

Otro de los decretos que se pondrá en marcha esta semana tiene que ver con la creación de un grupo de promotores de salud para mejorar el acceso en zonas apartadas. “Una de las medidas que hoy sale es la de reactivar los promotores de salud para que puedan coadyuvar en los esfuerzos de los equipos básicos de salud, quiénes están llegando a los sectores más retirados del país”, dijo el ministro Jaramillo en la rueda de prensa. Un promotor de salud es una persona que funciona como un enlace y mediador cultural entre los servicios de salud y las comunidades.

Jaime Urrego, viceministro de salud, explicó que la medida “permitirá que miles de personas, que capacitaremos con el Sena y elegidas por la comunidad, permanezcan en las zonas y atiendan temas básicos de salud”. Urrego afirmó que se avanzará en el Plan de Salud Rural. “Este decreto tiene entre sus contenidos principales la creación de los Centros de Atención Primaria”. El viceministro explicó, además, que van a presentar a consultas ciudadanas un decreto para desarrollar el “modelo de salud preventivo y resolutivo”. Todas estas iniciativas hacían parte del espíritu de la fallida reforma que se hundió en la comisión séptima del Senado. Los Centros de Atención Primaria, en particular, han sido una de las insistencias del presidente Petro desde que llegó al poder.

Newsletter

El análisis de la actualidad y las mejores historias de Colombia, cada semana en su buzón
RECÍBALA

El ministerio también anunció un decreto para crear un tarifario único que regule los precios de los procedimientos médicos. Esto, en teoría, busca poner límites y máximos a los costos de cirugías o tratamientos. El viceministro de Protección Social, Alberto Martínez, aseguró que la decisión se ha tomado con base en algunas experiencias internacionales que han hecho este proceso. “El acto administrativo se publica esta semana, ya se ha venido validando con prestadores públicos y privados, agremiaciones y talento humano en salud. Tiene unos componentes de actualización en procedimientos quirúrgicos, intervenciones, traslados e internación”, explicó. El viceministro también expuso que la intención es agregar unos incentivos que mejoren la accesibilidad de los servicios en las zonas rurales dispersas. Además, a través de la territorialización, se definirán las zonas geográficas para facilitar el acceso a los servicios de salud. Con esta idea, se espera que se puedan regular los precios y, al tiempo, se tengan en cuenta las diferencias de costos de hacer un mismo procedimiento en una clínica de Bogotá que en un centro de salud rural de la Guajira.

El resto de decretos propuestos por el ministerio de Salud tienen que ver territorialización, movilidad, plan nacional rural, modelo de salud y conformación de redes y habilitación de servicios de salud. Las decisiones demuestran que el hundimiento de la reforma no detuvo a Petro en su intención de iniciar los cambios a la salud prometidos en campaña. Al contrario, los está acelerando, pero sin consenso político ni ciudadano. La reforma planteaba dos años de transición para que las EPS dejaran de ser intermediarias de forma ordenada y serena. Ahora, el proceso se está haciendo a la carrera, con la cabeza caliente y de un momento para otro. Como lo reconoció Petro en un discurso de la semana pasada. “Lo que pudo ser una concertación tranquila ahora es de golpe”.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS sobre Colombia y aquí al canal en WhatsApp, y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país.

Sobre la firma

Juan Miguel Hernández Bonilla
Periodista de EL PAÍS en Colombia. Ha trabajado en Materia, la sección de Ciencia de EL PAÍS, en Madrid, y en la Unidad Investigativa de El Espectador, en Bogotá. En 2020 fue ganador del Premio Simón Bolívar por mejor reportaje. Estudió periodismo y literatura en la Universidad Javeriana.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_