Martínez promete a los jóvenes que podrán comprar una vivienda oficial sin pagar entrada

Rebelión y revolución. Estas fueron las dos palabras que más pronunciaron ayer los dirigentes del Partido Popular en la clausura en Sevilla del congreso regional de Nuevas Generaciones, en la que la presidenta del PP andaluz y candidata a la Junta, Teófila Martínez, dijo que sus propuestas son "las que van a revolucionar" a Andalucía, porque los socialistas "ya han dado todo de sí y donde no hay no se puede sacar". Martínez puso como ejemplo de su revuelta una medida para que los jóvenes accedan a una vivienda oficial sin pagar entrada.

La escuela arenista El secretario general del PP recupera el discurso agresivo que abandonó en su etapa de ministro

"El arenismo existe como un compromiso personal con la causa de Javier Arenas, pero no es incompatible con otras. Él no cultiva la creación de una corriente". Las palabras de este dirigente del Partido Popular andaluz evidencian cuán lejos ha llegado el poder y, sobre todo, el sello de Javier Arenas, una figura que ha rentabilizado su papel de adalid de la renovación del PP en Andalucía, un bastión socialista donde la memoria histórica asocia de forma indisoluble al conservadurismo con maneras caciquiles y, a veces, fascistas. La impronta de Javier Arenas Bocanegra (Sevilla, 1957) en la estructura regional del PP no sólo se aprecia en su influencia orgánica, también en el estilo político de algunos seguidores.