Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

¿Son los manifestantes rebeldes los protagonistas del año 2011, como ha elegido Time?

Desde las revueltas de la primavera árabe a las manifestaciones contra la crisis en Atenas, desde Occupy Wall Street a los indignados de la Puerta del Sol, las protestas se han extendido y han reafirmado el papel de la sociedad civil. La suma de redes sociales y movilizaciones en la calle ha cambiado la agenda política. ¿Pueden trazarse rasgos comunes en estas manifestaciones? ¿Perviven estos movimientos más allá de las protestas concretas? ¿Son solo una respuesta a la crisis global?

¿Los desalojos de Ocupa Wall Street fomentan más protestas o acaban con el movimiento?

La intervención policial en Nueva York y otras ciudades de Estados Unidos ha terminado, tras dos meses, con las acampadas de indignados que claman contra la crisis y las desigualdades. Los desalojos se han cobrado decenas de detenidos y han generado una polémica judicial. ¿Se trata de un fenómeno coyuntural y minoritario? ¿Puede tener influencia en la vida política norteamericana como contrapeso al Tea Party? ¿Guarda relación con movimientos similares en Europa?