Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solito

Los responsables de entretener a la gente que ni en esta época tórrida puede concebir su existencia sin encender la tele, tendrán graves problemas para llenar la siempre infame programación