Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Treinta años de difícil lucha para lograr la independencia

La República Árabe Saharaui Democrática (RASD), un territorio inhóspito en el oeste africano con grandes riquezas en fosfatos, cumple treinta años de lucha para lograr el reconocimiento de la comunidad internacional como estado independiente. Han sido tres décadas de conflicto, principalmente con sus vecinos marroquíes y mauritanos, que reivindican su soberanía sobre un territorio que ha obtenido ya el reconocimiento como estado soberano de más de setenta países, la mayoría africanos y americanos.