La última colonia de Europa

Territorio británico desde 1715, hasta los años 80 vivió del presupuesto de la metrópoli, especialmente de los astilleros militares. A partir de ese momento, Gibraltar logró mayor independencia y sobre todo, suficiencia económica. Hoy no le cuesta una libra a Londres. Su modelo financiero basado en la opacidad y la baja tributación han atraído negocios como el de los seguros o el del juego electrónico.