Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de setecientas cabinas se encuentran fuera de servicio a causa de los robos

Las huchas de las nuevas cabinas telefónicas están fabricadas casi a prueba de bomba, pero los aparatos son vulnerables y además tienen un inconveniente: robar en ellos obliga al ladrón a cortar la línea. En la Compañía Telefónica aseguran que nunca antes de este verano sus cabinas habían sufrido tal deterioro. Setecientas están fuera de servicio porque todos los días se revienta un centenar. La policía ha iniciado, junto con la empresa, una campaña que desde junio ha conseguido detener a 17 personas. Casi todas son extranjeras.