El gobierno autoriza a Repsol las prospecciones petrolíferas en Canarias

La petrolera asegura que existen posibilidades de encontrar petróleo "en cantidad" en la zona

El crudo ha sido objeto de protesta por parte políticos y ecologistas

El Consejo de Ministros ha autorizado las primeras catas para prospecciones petrolíferas en aguas canarias. En este sentido, la compañía Repsol será la encargada de llevar a cabo las catas en el lecho marino a más de 3.000 metros de profundad y aproximadamente a unos 60 kilómetros de las costas de Lanzarote y Fuerteventura. La autorización de las prospecciones petrolíferas en las costas canarias ha sido una apuesta del ministro de Industria, José Manuel Soria, que rescata la idea de un proyecto que empezó a tramitarse con el Gobierno de Aznar el año 2001.

Soria ha defendido la necesidad de diversificar la economía del Archipiélago ya que, en el caso de que se encuentre petróleo será una “oportunidad a la que Canarias no puede renunciar”. Esta postura ha desatado una intensa polémica en las Islas. Desde el Gobierno de Canarias se advierte que el Ejecutivo nacional no tiene competencias para autorizar las prospecciones en aguas canarias y que de ejecutarse las catas supondrá un serio perjuicio tanto al medio ambiente como a la industria turística. En esta línea, el presidente canario, Paulino Rivero, ha señalado que Canarias no quiere prospecciones petrolíferas en sus costas y que acudirá a los tribunales para evitarlo.

“La autorización para las prospecciones en los 6.500 kilómetros cuadrados afortunadamente no está en manos de José Manuel Soria porque se trata de un proceso muy complejo en el que hay que ver el impacto medio ambiental”. Del mismo modo, el petróleo también ha sido objeto de protesta por parte de otras fuerzas políticas, como los socialistas, de colectivos ecologistas y ha sido rechazado por los Cabildos de Lanzarote y Fuerteventura. Precisamente, el presidente nacionalista del Cabildo de majorero, Mario Cabrera, ha mostrado su indignación ante lo que considera un atropello a los canarios y anunció movilizaciones ciudadanas. “Ahora más que nunca hay que salir a la calle para decir a Soria y a Rajoy que no se puede admitir el ordeno y mando, que esos son otros tiempos en los que seguro que le gustaría estar al ministro de industria, declaró Cabrera.

Esta indignación ha sido compartida por el PSC- PSOE. Así, el portavoz parlamentario socialista, Manuel Fajardo, anunció que ejercerán “todas las acciones legales que estén en nuestra mano, no sólo en el plano administrativo, pues no puede quedar impune un acto como el que ha perpetrado hoy el Consejo de Ministros, que va contra los canarios y, en particular, contra los ciudadanos de Lanzarote y Fuerteventura”.

Por su parte, Repsol asegura que no existen riesgos medioambientales y que sólo se ejecutarán estudios para dilucidar si existen bolsas de petróleo frente a las costas orientales de Canarias. Según los expertos, los pozos canarios podrían cubrir el 10% de la demanda nacional de hidrocarburos ya que, las estimaciones de Repsol barajan la extracción de 100.000 barriles de crudo diarios.