El ejemplar original de 'La Pepa' viaja a Cádiz escoltado por la policía

Es la primera vez que la Constitución de 1812 sale del archivo del Congreso de los Diputados

Agentes de la Policía Nacional escoltan hoy viernes el ejemplar original de la Constitución de 1812, conocida como La Pepa, que viaja a Cádiz para conmemorar su segundo centenario. Es la primera vez que ese documento, uno de los más importantes de la historia reciente, sale del archivo del Congreso de los Diputados donde es conservada bajo grandes medidas de seguridad. Agentes de la Brigada Central de Protecciones Especiales, adscrita a la Comisaría General de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, son los responsables de proteger y custodiar su traslado hasta la ciudad donde fue firmada hace 200 años. Efectivos de esta brigada especializada son los encargados de proteger obras de arte o piezas históricas de carácter público en sus desplazamientos.

La Pepa viaja escoltada por seis agentes de la Policía Nacional en un vehículo con las medidas requeridas para el traslado de obras de arte, como sujeciones especiales, cierres de seguridad o elementos de extinción de incendios. Un convoy que está además acompañado por dos policías en moto del Grupo de Avanzadas y Contravigilancias durante su recorrido en Madrid y que cuenta con la protección desde el aire de un helicóptero del Servicio de Medios Aéreos de la Policía Nacional. Los integrantes de este dispositivo especial de traslado, denominado Venus, estarán en continua comunicación con la Sala del 091 y con las plantillas policiales de las distintas provincias por las que transcurre su trayecto, para asegurar y confirmar su paso seguro por esas zonas.

La Carta Magna se traslada junto a otra obra que será recogida en el Museo Arqueológico Nacional antes de salir hacia Cádiz, donde serán expuestas en la Casa Pinillos dentro de la exposición En clave de Historia. El convoy, protegido por los seis agentes de la Brigada Central, será recibido a su llegada a la capital gaditana por un vehículo Zeta de la comisaría provincial para facilitar la localización del punto exacto de entrega de las piezas y evitar paradas innecesarias que puedan alterar la seguridad.

La Brigada Central de Protecciones Especiales está integrada por unos 300 agentes instruidos en protección, tanto de personalidades como de edificios u objetos. Esta Brigada se encuadra dentro de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana y entre sus misiones se encuentran la de proteger a altas personalidades que visiten nuestro país o la de custodiar obras de arte o piezas históricas que sean transportadas.

Solo durante el pasado año 2011, estos agentes realizaron 360 traslados de obras de arte. Cada convoy que protegen puede contener diversas obras de valor histórico, cultural o económico de titularidad pública y, en ocasiones, los traslados deben ejecutarse en distintas fases ya que las aseguradoras no permiten que su efectúen movimientos de objetos cuya tasación supere determinadas cantidades. Una de las custodias más recientes fue realizada la pasada semana: la Policía Nacional escoltó unas obras de Goya desde el Museo del Prado hasta Barcelona, aseguradas por más de 210 millones de euros.

En esta ocasión es también la primera vez que se ha puesto un valor económico a la primera constitución liberal. La Pepa ha tenido que ser asegurada por 200.000 euros aunque su valor real va más allá del pecuniario ya que es un documento original de incalculable valor histórico.