Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Icon para BITTERKAS

Santi Millán se ha ido de tapas y ha elaborado una guía

El actor se convierte en crítico gastronómico para escoger aperitivos de toda la vida que casan a la perfección con una bebida veterana como BitterKAS

Santi Millán se ha ido de tapas y ha elaborado una guía

Las cosas buenas no pasan de moda: las tapas, los mercados de abastos, las barberías… Y, por supuesto, aquellas bebidas que nos han acompañado toda la vida. Quienes fueron niños en los setenta y ochenta recordarán que BitterKAS era ubicuo: no faltaba en terrazas, aperitivos con amigos o fiestas familiares. Sus chapas estaban cotizadísimas en los partidillos infantiles sobre la acera del barrio. En los ochenta la frase “¿De qué vas? BitterKAS” se puso de moda entre quienes estaban en la onda. El actor y cómico Santi Millán también tiene su recuerdo: “Soy fan de esta bebida desde pequeño. En las reuniones familiares a los niños siempre nos ponían BitterKAS. Y nos encantaba: jugábamos a ser mayores”.

Santi Millán se ha ido de tapas y ha elaborado una guía

Santi Millán ha sido el encargado de seleccionar los 30 mejores bares de tapas de Madrid y Barcelona que aparecen en La guía BitterKAS: nuestros aperitivos favoritos 2017. “Que me la hayan encargado a mí tiene la parte buena de que hemos ido directamente al turrón”, dijo Millán en el monólogo con el que presentó la guía este miércoles en el centro de ocio gastronómico Platea (Madrid), teñido de rojo por un día.

El popular actor afirma que es abstemio, y siempre ha sido fiel a esta veterana bebida con más de 50 años de historia. En cambio, percibe que las tapas sí han cambiado. Donde antes ponía tortilla de patatas ahora se lee láminas de patata entre nubes de huevo vaporoso, “con un precio igual de largo que el nombre”, dice. “Tenemos que volver a lo tradicional, a la esencia”.

Pocas cosas se pueden poner encima de una barra más tradicionales o con más esencia que BitterKAS. Nació en 1966, cuando la familia vitoriana Knörr encargó al doctor Hausmann, farmacéutico de Barcelona, una fórmula con canela, sándalo y nuez moscada, junto a notas cítricas de la naranja y el toque amargo de la genciana, para elaborar un refresco de sabor único para el aperitivo.

Santi Millán se ha ido de tapas y ha elaborado una guía

El resultado es bien conocido por todos, aunque sigue sorprendiendo cuando se prueba por primera vez. “Parece que va a ser dulce, pero no, es amargo. Como yo”, broma Santi Millán.

Templos madrileños del tapeo como Santa Caña, El Doble, Arzábal, Casa de Fieras, La Máquina de Chamberí o La Factoría de Ponzano, y homólogos barceloneses como Tomás, Taberna Espinaler, La Puntual, Bodega Granados o Quimet i Quimet son algunos de los lugares escogidos por Santi Millán para esta guía, que demuestra las amplias posibilidades de BitterKAS en el terreno del maridaje.

En la presentación volaron algunas de estas tapas (pulpo, tartar de atún, hamburguesa de salmón con cebolla caramelizada, aceitunas con berenjenas…) y, cómo no, vasos y vasos de esta bebida carmesí, con hielo, aceituna y rodaja de naranja, óptima para combatir los rigores del calor. Por descontado, vasos bajos. Como dice Santi Millán, “el vaso de tubo deberían erradicarlo. ¿No se dan cuenta de que las personas que tenemos la nariz grande no podemos beber?”.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.