Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rebel Wilson gana su juicio por difamación contra medio australiano

"Demasiado a menudo los tabloides y los ‘periodistas’ que trabajan en ellos no se rigen por la ética profesional”, dice la actriz tras una victoria por la que será compensada económicamente

La actriz Rebel Wilson, este miércoles a la salida de la Corte Suprema tras conocer su victoria. Ampliar foto
La actriz Rebel Wilson, este miércoles a la salida de la Corte Suprema tras conocer su victoria. Getty Images

“¡Hemos ganado!” y "Gracias a todos por vuestro apoyo". Con estas dos frases, una de ellas acompañada de una foto con una sonrisa y el puño en alto, la actriz Rebel Wilson hacía saber a sus 2,77 millones de seguidores de su cuenta de Twitter que ha ganado el juicio que interpuso por difamación contra un grupo de publicaciones australianas que la trató de mentirosa compulsiva y que, según contó la intérprete durante el juicio, sus artículos le han costado perder ofertas de trabajo.

“Gracias a mi familia, amigos y seguidores. Tuve que defenderme. Tuve que defenderme de un abusador, el grupo de medios Bauer Media Group que maliciosamente me derribó en mayo de 2015 con una serie de artículos basura y completamente falsos. Demasiado a menudo los tabloides y los ‘periodistas’ que trabajan en ellos no se rigen por la ética profesional”, escribe junto a una foto con su equipo legal en su cuenta de Instagram. “Demasiado a menudo su conducta solo se puede describir como vergonzosa y asquerosa. Estoy orgullosa de que las encantadoras señoras del jurado hayan estado de acuerdo conmigo. Su veredicto anónimo y apabullante manda un claro mensaje”, añade. Un mensaje que ya ha alcanzado más de 88.000 me gusta y que termina con sus deseos de poder retomar su carrera.

La actriz australiana, de 37 años, interpuso una demanda contra el grupo Bauer Media por ocho artículos publicados en los medios Woman's Day, Australian Women's Weekly y OK Magazine en 2015. En esos escritos, que se han analizado durante las tres semanas de juicio, se afirmaba que la actriz nacida en Sídney mintió sobre su nombre, sus antecedentes profesionales y su edad, para obtener beneficios profesionales en Estados Unidos. "Súbitamente todas las puertas que solían estar abiertas se cerraron y básicamente tuve que rogar puerta por puerta. Parece que [los artículos] causaron un enorme daño", manifestó la actriz ante el jurado al señalar que entonces fue despedida por Dreamworld de los filmes animados Trolls y Kung Fu Panda 3, según la cadena local ABC.

La Corte suprema de Victoria y un jurado compuesto por seis mujeres le ha dado este jueves la razón a Rebel Wilson y ha sentenciado que la actriz de películas como La boda de mi mejor amiga (2011) y Dando la nota (2013) fue difamada en estos artículos. La pena impuesta será fijada en una fecha ulterior. “La razón por la que estoy aquí no es por dinero, ha sido para limpiar mi nombre”, ha dicho a los periodistas a las puertas del juzgado. “Derribaron a una estrella australiana para vender revistas. Se negaron a que los hechos les impidieran tener una buena historia”, aseguró su abogado, Matthew Collins, durante el juicio. La editorial, por su parte, negó haber dañado la reputación de la actriz y sostuvo que sus informaciones estaban apoyadas en hechos reales.