Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Conmigo o contra mí

Tras 40 años votando, los populistas que se meten a políticos nos hacen decidir entre ellos o la casta; y los políticos que se meten a populistas, entre ellos o el caos, erigiéndose algunos en el azote de la corrupción. Otros se olvidan de la casta y del caos y hacen decidir a los que ellos deciden sobre cuestiones complejísimas que ellos deciden, y en los términos simplistas que ellos deciden. Así han ocupado todo el debate político, a base de tuits, mociones, referendos —contigo o sin ti— y primarias o congresos —conmigo o contra mí. Pero, ¿y si realmente solo hubieran ocupado un hueco? ¿Y si hubiéramos confundido gritos y frases prefabricadas con el debate político y este jamás hubiera existido? ¿Alguna vez debatimos para decidir, contemplando otra posición o siquiera escuchando algo que no queremos oír, o debatimos como nuestros denostados representantes políticos?— Javier Sáez-Benito Suescun. Zaragoza.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.