Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ICON PARA BALLANTINE´S

10 reglas que debes romper este verano

Pasar los meses de calor en la gran ciudad no es una tortura, sino la oportunidad perfecta de probar cosas nuevas. Empieza por un Ballantine’s & Ginger Ale y sigue nuestros consejos

10 reglas que debes romper este verano

El verano en la ciudad es para los valientes. Y no, no hablamos de los tópicos que se repiten todos aquellos que no tienen vacaciones. La llegada del calor es el momento perfecto para que las cosas cambien, para que te atrevas a hacer todo aquello que no has podido hacer durante el largo invierno y, en definitiva, para que te demuestres a ti mismo que todavía puedes sorprenderte. Pero para ello tienes que ser capaz de romper los hábitos, de acomodarte en lo mismo de siempre. También de tomar la iniciativa, de crear las situaciones en vez de esperar que ellas te lleguen a ti. ¿Demasiado complicado? No te desanimes: para eso estamos aquí. Sigue este decálogo de pistas y recomendaciones y, antes de que te des cuenta, estarás ante el verano de tu vida. Y no, no hace falta que nos lo agradezcas.

1. Cuida de tu sed

10 reglas que debes romper este verano

El sol está alto, muy alto. La sombra es un bien escaso. Beber es fundamental, pero hay que hacerlo bien y con estilo. Y una de las reglas básicas el estilo es probar cosas nuevas constantemente, no anquilosarse. Por eso hay que encontrar una bebida con personalidad, con un punto refrescante y que se salga de las normas: Ballantine’s con Ginger Ale. Tiene el cuerpo de un gran whisky combinado con el punto refrescante y elegante del Ginger Ale. Juntos son una mezcla a la vez con tradición y modernidad, y poseen uno de esos sabores que tocan una tecla de tu cabeza para decirte: ¿Cómo no se te ha ocurrido antes?. Ah, y nada de añadir toppings a tu copa como si fuese una tarrina de helado; una rodaja de lima y un ligero toque de menta le darán el acabado perfecto en una copa de tallo alto y copa ancha.

Recomendación: Recurre a los profesionales y busca tu cocktelería de referencia para iniciarte en el Ballantine´s con Ginger Ale. Puedes recurrir a los clásicos (Del Diego y Cock en Madrid; Torre Rosa en Barcelona) o decantarte por el lado más hipster (1862 DryBar en la capital, o Solange en la ciudad condal). O mejor, probar en varias: cada barman le dará un toque único que merece la pena buscar.

2. El día es largo: aprovéchalo

Sí, ya hemos visto en el primer punto que hace calor, pero eso ya lo deberías tener solucionado. Además, la parte buena es que los días son largos, las noches cortas y el tiempo se expande como por arte de magia. Si muestras predisposición, te darás cuenta de que puedes llegar a muchos más planes que en otras estaciones. Por eso es fundamental que no te pongas límites, y tampoco planifiques en exceso. Deja que los acontecimientos fluyan y déjate llevar por las sensaciones. Una buena copa y la compañía adecuada harán el resto. Y siempre, siempre, mantente abierto a todas las posibilidades. Los mejores momentos son siempre los inesperados.

Recomendación: Robarle unos minutos más al día es posible: solo tienes que mirar a las alturas. Busca entre las terrazas que abren durante la temporada de verano y encuentra el spot perfecto para disfrutar de los últimos rayos del día… y del comienzo de la noche. En Madrid abundan las opciones, desde las más conocidas (el Tartan Roof en el Círculo de Bellas Artes o la Terraza del Palacio de Cibeles) a otras alternativas (la Terraza Casa Suecia o el Roof Garden en el Hotel Emperador). En Barcelona, son obligatorias las del hotel Ohla y la del mandarín Oriental, pero mantente alerta: siempre se puede descubrir el próximo sitio de moda.

3. El afterwork es el comienzo del día, no el final

Seguro que ya te has dado cuenta de que el verano hace que las cosas cambien, así que ahora no debería sorprenderte si ahora cambias también la perspectiva de tus días. Por eso, el final de la jornada laboral no debe marcar también el final del día. Plantéatelo como un nuevo comienzo del día, y destierra esa idea de tomarse algo rápido para volver pronto a casa. Descubrirás que ese pequeño cambio mental hace que los días se extiendan y mejoren.

10 reglas que debes romper este verano

Recomendación: Invita a tus compañeros de trabajo a explorar nuevas zonas. Aprovecha tus conocimientos adquiridos en cuanto a coctelerías y terrazas y hazles salir del bar de la esquina. Anímales a probar un Ballantine’s con Ginger Ale. No solo les estarás haciendo un favor, sino que adquirirás una nueva imagen de descubridor de nuevos placeres entre tus compañeros.

4. Amplía tu radio de acción

La ciudad esta semivacía, el tráfico parece detenido y, por lo tanto, es más fácil llegar a cualquier parte. Es el momento perfecto para salir de tus zonas de siempre, del bar que te pilla cerca de casa o del trabajo y explorar las posibilidades que te ofrece tu ciudad. Hay todo un mundo de parques, plazas, terrazas y bares que no quedan a cinco minutos de tu domicilio, y que harán que las noches sean mucho más llevaderas.

Recomendación: deja el coche en casa, elige una zona que no conozcas y explórala a pie cuando el sol ya haya caído. Encontrarás sorpresas y cambiarás de aires incluso dentro de tu propia ciudad. Presta especial atención a las terrazas situadas en parques, son la alternativa perfecta al calor, y un buen plan nocturno de verano junto a una buena copa. Y añade las piscinas y los clubes deportivos durante los fines de semana.

10 reglas que debes romper este verano

5. Ejercita el arte de la conversación

Hay pocas cosas mejores en la vida que tomar una copa con alguien y mantener una buena conversación. Para ello es imprescindible un elemento: el tiempo. El verano, con sus mayores horas de sol y noches frescas, es perfecto para ello. Escucha bien a tu interlocutor, sin las prisas del día a día, e intenta tocar temas que normalmente pasas por alto. Te sorprenderás viendo que el tiempo pasa mucho más rápido.

Recomendación: elige uno de tus nuevos sitios favoritos, busca una mesa tranquila y con sillones cómodos, llama a aquella persona a la que hace tiempo que no ves e invítale a tomar un Ballantine’s con Ginger Ale. Perderás la noción del tiempo, y tu vida social te lo agradecerá.

6. Cambia tu idea del dress code

¿Todavía piensas que no se puede ir elegante con un pantalón corto? ¿O que al trabajo hay que ir con chaqueta hasta con 40 grados a la sombra? Pues va siendo hora de cambiar de idea. El verano también nos puede ayudar a romper las reglas del dress code, incluso en la oficina. Demuestra que se pueden llevar shorts con polos y parecer igual de profesional pero, cuidado, no recurras a esos pantalones por debajo de la rodilla que guardas en el armario. Tampoco a unas deportivas cualquiera. Busca entre las opciones que te ofrecen los tejidos transpirables y, por supuesto, destierra el calcetín largo. Estas opciones te pueden acompañar desde el principio al fin del día, del trabajo hasta que caiga la noche.

Recomendación: renueva tu armario de verano. Busca en tiendas como Sportivo o Polar (Madrid), o Boo (Barcelona) y encuentra unos buenos shorts (siempre un par de dedos por encima de la rodilla, por favor) y polos. No solo estarás más fresco, sino que tendrás tanto estilo como si fueses de traje y corbata. Prometido.

7. Redefine la hora del aperitivo

Ya ha llegado el fin de semana, que en verano se traduce en días largos y planes diurnos. Y dentro de esos planes, tiene que haber un momento sagrado: el aperitivo. Pero si estamos probando nuevas cosas, también hay que hacerlo aquí. Por eso abandona la tradicional caña y atrévete con otros sabores. Tomados moderadamente le darán otro aire a tu día, y serán el preámbulo perfecto de la comida.

Recomendación: busca una terraza resguardada del sol o un rincón fresco y tranquilo de uno de tus bares favoritos y prueba a tomar un medio Ballantine’s con Ginger Ale junto con un aperitivo. El sabor ligeramente dulce pero con carácter pega a la perfección con encurtido ligeramente picantes.

8. Prueba nuevos maridajes

La hora de la comida tampoco se escapa de las normas que puedes romper. Además, el verano se presta a alimentos más ligeros y refrescantes en la mesa. Sal del vino en la comida y prueba nuevos sabores más refrescantes. Cada vez hay más restaurantes, además, que ofrecen otras experiencias en cuanto a combinar comida con cócteles.

9. Cambia tu banda sonora

Toda buena historia tiene una buena música que le acompaña, y la tuya está buscando desesperadamente que salgas de la radio del coche. Aventúrate a escuchar estilos a los que nunca habías prestado atención, y déjate guiar por las recomendaciones de amigos. Dedica unos minutos al día aponerte un disco que desconocías hasta ese momento.

Recomendación: el verano en la ciudad ofrece una buena cantidad e conciertos al aire libre, entre ciclos de jazz y flamenco, o conciertos de pop y rock. Hazte con la agenda cultural y busca entre la oferta. Y no te eches atrás si no conoces algo. Al revés, puede ser una gran oportunidad de conocer algo nuevo y disfrutar de buena música y una copa de Ballantine’s con Ginger Ale.

10. Reserva un tiempo para ti mismo

Si ya has llegado a este punto, serás consciente de que estás pasando el mejor verano de tu vida. Has probado cosas nuevas, ampliado tus horizontes y descubierto nuevos sabores y experiencias. Además, tu vida social ha mejorado notablemente. Ahora es el momento adecuado para que reserves algo de tiempo solo para ti, y que disfrutes de todo lo nuevo que has vivido.

Recomendación: resérvate una noche, prepárate un Ballantine’s con Ginger Ale como ya sabes: en copa alta, con abundante hielo y el toque de lima y menta que ya has adoptado como tu nuevo sabor favorito. Pon un buen disco y coge un buen libro. Mañana será otro día repleto de experiencias listas por vivir.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.