Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antonio Banderas retira su proyecto

Que la envidia es un defecto nacional se sabe, y la venganza hacia el que tiene éxito es parte de ese rasgo. Que Antonio Banderas promociona Málaga por el mundo y que es tan malagueño como el que más no puede discutirse. No sé si ha habido trato de favor para impulsar su proyecto, casi ni me importa, pero sí sé que sus críticos han hecho mucho menos por su ciudad que él, y que es una pena que se frustren proyectos como este.— Dionisio Rodríguez Castro. Villaviciosa de Odón (Madrid).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.