Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liz Hurley, indemnizada por el ‘Daily Mirrror’ por pincharle el teléfono

La actriz, de 51 años, donará la compensación económica para “ayudar a otras víctimas de la prensa”

La actriz Elizabeth Hurley.
La actriz Elizabeth Hurley. WireImage

Elizabeth Hurley se suma a la lista de famosos que han recibido una compensación económica tras ser víctimas del espionaje telefónico por parte del grupo de periódicos Mirror (MGN) –Daily Mirror, Sunday Mirror y Sunday People–, además de una disculpa del editor. Aunque se desconoce la cifra exacta que los propietarios de Daily Mirror han pagado a la actriz, se cree que la cantidad es superior a los 260,250 libras (unos 300.000 euros) que recibió la también intérprete Sadie Frost, expareja de Jude Law, la mayor compensación económica que se conoce públicamente.

Los abogados de Hurley, que no ha estado presente en la audiencia, dijeron en su nombre que donaría el pago de daños al grupo de campaña Hacked Off para “ayudar a otras víctimas de la prensa”.

La actriz y modelo, de 51 años, interpuso un recurso por la publicación de 58 artículos escritos entre julio de 1998 y marzo de 2007 por los tres periódicos del grupo. “Elizabeth Hurley cree que cada uno de estos textos era una intromisión en sus asuntos privados”, ha asegurado Anjlee Saigol, abogado de la protagonista de Al diablo con el diablo.

Los abogados que representan MGN reconocieron que el espionaje telefónico "fue totalmente inaceptable” y se han disculpado en representación del grupo de comunicación.

Hugh Grant, en la pasada entrega de los premios Globos de Oro.
Hugh Grant, en la pasada entrega de los premios Globos de Oro. cordon press

Junto a Hurley, otras 44 personalidades ya han sido compensados por estas escuchas telefónicas, como el actor Patsy Kensit, el presentador de televisión Denise Van Outen, la cantante Sophie Ellis-Bextor y el antiguo ministro del Interior Charles Clarke, entre otros.

Este caso recuerda a una de las mayores tramas de escuchas ilegales de Reino Unido que saltó a la luz en 2005 y afectó a muchos famosos como: Hugh Grant, Jude Law, Sienna Miller y la autora de Harry Potter J.K.Rowling.