Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un brote de meningitis deja más de 1.000 muertos en Nigeria

La escasez de vacunas en todo el mundo complica la respuesta sanitaria

Meningitis
Una médico se prepara para administrar una vacuna contra la meningitis.

Más de 1.000 personas han muerto desde finales de 2016 a raíz de un brote de meningitis en Nigeria, según ha informado el centro de control de enfermedades del país africano este jueves. Las víctimas contabilizadas hasta el pasado 9 de mayo son principalmente niños. Se han registrado 13.420 posibles casos en 23 de los 36 Estados del país más poblado de África, pero el organismo sanitario gubernamental indica que la epidemia está remitiendo.

Los Estados norteños de Zamfara, Sokoto, Katsina y Kebbi, los más afectados, han visto una tendencia a la baja en el número de enfermos detectados. Precisamente en Zamfara fue donde el pasado noviembre se detectó una nueva cepa de meningitis tipo C, y a raíz de este descubrimiento se lanzó una campaña masiva de vacunación.

La ONG Médicos Sin Fronteras, que colabora con las autoridades sanitarias nigerianas en la lucha contra esta enfermedad, ha señalado en un comunicado que el débil sistema de salud del país y la escasez de vacunas en todo el mundo han ralentizado la respuesta al que califican como el peor brote que Nigeria ha visto en nueve años.

La falta de vacunas para este tipo de meningitis es motivo de preocupación, según el coordinador general de la ONG en Nigeria. “El brote está propagándose rápidamente y estamos preocupados porque no hay suficientes vacunas para cubrir a la población afectada”, comenta Aruna. En Sokoto, por ejemplo, MSF estima necesarias necesarias tres millones de vacunas para lanzar una campaña masiva, pero advierte de que solo hay 800.000 disponibles. El centro de control de enfermedades ha señalado asimismo que esspera la llegada de un nuevo cargamento de vacunas en los próximos días.

La meningitis está causada por diferentes tipos de bacterias, y se transmite entre humanos a través del contacto, la tos o los estornudos. Generalmente provoca una inflamación aguda de las capas exteriores del cerebro y la médula espinal. Los síntomas más comunes son fiebre, dolor de cabeza y rigidez cervical.

"Es crucial que la que las medidas de prevención adecuadas sean puestas en marcha para evitar otra respuesta tardía cuando el próximo brote de meningitis ocurra. Porque, inevitablemente, sabemos que antes o después ocurrirá de nuevo”, ha avisado Aruna, de MSF. Nigeria está situada en el llamado "cinturón de la meningitis" que recorre el África subsahariana, desde Senegal en el Oeste a Etiopía en el Este. Los brotes de la enfermedad son habituales en la región.

Más información