Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Día de la Madre: las únicas personas con superpoderes de verdad

Homenaje a la mujer que nos ha traído al mundo en una jornada que mezcla tradición, religión y muchas compras

Día de la Madre.  ¡Gracias Mamá! Quality

Día de la Madre solo hay uno en el calendario aunque en realidad todos deberían ser fiesta para ellas, las personas que nos han dado la vida trayéndonos a este mundo. Seguramente hoy sea la jornada en que más “mamá, te quiero mucho” se pronuncien, y eso que la fiesta no coincide en el mismo día en todo el mundo. Es un día para celebrarlo con ella y junto al resto de la familia o para recodar su imponente figura si ya no está entre nosotros.

Hoy, primer domingo de mayo, además de España, el Día de la Madre lo festejan países como Hungría, Lituania, Portugal, Sudáfrica y Rumanía. La próxima semana lo celebran otras naciones como Estados Unidos, China, Cuba, Nueva Zelanda, Alemania, Brasil, Chile, Grecia, Italia, Perú, Uruguay o Venezuela, y a partir de ahí las fechas varían y cada país tiene sus usos y costumbres en un amplio periodo de fechas que va desde febrero hasta diciembre. La Iglesia católica, por ejemplo, lo celebra a nivel mundial el día 8 de diciembre, coincidiendo con la Inmaculada Concepción.

Los más pequeños de la casa también viven hoy uno de sus grandes días, mezcla de ilusión y nervios, con el regalo realizado en el colegio. Las nuevas tecnologías han facilitado tanto la vida a los profesores que ya no hay regalo mañoso que se les resista a los reyes de la casa para agasajar y sorprender a sus madres, a las que en muchos casos dejan con la boca abierta de verdad.

Y es que las madres son reconocidas como las únicas personas del planeta con superpoderes, capaces de trabajar en casa y fuera de ella, tener tiempo para todo sin demostrar cansancio y en no pocos países del mundo, especialmente todavía en África y Asia, ser, además de madres, esposas, educadoras de los hijos y el sustento de la economía familiar. Por fortuna, los nuevos tiempos, la conciliación laboral y el reparto de tareas también van poco a poco consiguiendo que los superpoderes de las madres estén más repartidos al frente de la familia.

Pero para complementar la jornada festiva, también es un día dedicado al consumismo: flores, joyerías, perfumerías y restaurantes viven hoy uno de sus días grandes del año, por encima de otras celebraciones como San Valentín, gracias a las matriarcas de las familias. Y si no, siempre tendremos Internet a un solo clic para esas compras más sofisticadas y originales.

Todo el mundo coincide en que las madres se merecen más de un día de celebración, pero la unanimidad ya no es tal a la hora de la fecha en su honor ni de los orígenes de esta fiesta, ya que existen falsas creencias a su alrededor que mezclan religión, tradición y hasta intereses comerciales.

Los primeros indicios de esta festividad los encontramos en la Antigüedad, ya que en Egipto todos los años se honraba a la diosa Isis, madre de todos los faraones. Sin embargo, la primera celebración del Día de la Madre tiene lugar en la antigua Grecia, donde se le rendía honores a Rhea, la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades. Asimismo, los romanos llamaron a esta celebración Hilaria cuando la asumieron de la cultura griega. La fiesta era el 15 de marzo en el templo de Cibeles y durante tres días se realizaban ofrendas.

En la Inglaterra del siglo XVII también celebraban un acontecimiento que se denominaba Domingo de las Madres. Los niños iban a misa y regresaban a sus hogares con regalos para sus progenitoras. Además, como muchas personas trabajaban para gente adinerada y no tenían la oportunidad de estar en sus hogares, ese día se les daba la jornada libre para visitar a sus familias.

En 1870, la poetisa y activista social Julia Ward Howe escribió la proclama del día de las madres, un apasionado llamamiento a la paz y al desarme de las naciones titulado ‘¡Levántense, mujeres de hoy!’. El 12 de mayo de 1907 encontramos la raíz de la celebración actual, cuando el ama de casa Ana Jervis quiso conmemorar el fallecimiento de su madre y organizó un día de la madre para hacerlo. A partir de entonces encabezó una activa campaña que fue extendiéndose a todo el territorio de los Estados Unidos.

Finalmente, el presidente Wilson declaró en el año 1913 el Día de la Madre como el segundo domingo de mayo en Estados Unidos, fecha fue encontrando eco en otros países que lo adoptaron hasta la celebración conocida en la actualidad.

Y por si aún no había motivos suficientes para tener en cuenta la celebración, fiel a la tradición de sorteos especiales en los días importantes, se celebra el Sorteo de la ONCE del Día de la Madre, con un premio de 17 millones de euros en su honor y es que el consumismo nos tienta demasiado como para no acceder a reconocerle a la madre con un regalo, en su día en el calendario, que es la persona a la siempre le deberemos la vida porque fue ella quien nos la dio.

Sea como fuere, ¡feliz Día de la Madre!

Más información