Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Qué mueve a… Augustin Ndour y Gustavo Gómez

Una ‘road movie’ entre Granada y Dakar

Un segoviano y un senegalés crean una especie de Bla-Bla Car para viajar a África y ruedan un documental con la experiencia

Imagen de Augustin y Cheikh, en el interior del coche, durante el viaje de Granada (España) a Dakar (Senegal) que se narra en el documental 'A donde nos esperan', de Gustavo Gómez.

“Suelo bromear diciendo que crucé el Estrecho nadando”, arranca Augustin Marie Ndour (Mbodiene, Senegal, 1969), por teléfono. “Cuando voy a los institutos, a charlas de sensibilización sobre migraciones, pregunto a los chicos si conocen al nadador David Meca y les digo que yo hice esa travesía antes que él”. A Ndour se le nota la sonrisa en la voz mientras habla por teléfono desde su hogar en Granada.

En la ciudad andaluza se instaló hace ya casi dos décadas, cuando se benefició de una regularización extraordinaria del Gobierno. Allí cruzó su destino con el del realizador y comunicador Gustavo Gómez (Cuéllar, Segovia, 1972) y el roce dio frutos: crearon juntos una aplicación, Teranga GO!, que sirve para unir a personas que quieren viajar desde España a África en coche y a posibles conductores. Allí también se estrena, a finales de este mes, un documental en el que se narra la peculiar travesía en auto que llevó a Augustin desde Andalucía hasta Dakar, la capital senegalesa en mayo del pasado año. Se titula A donde nos esperan y pudo ver el 27 de marzo en la Biblioteca de Andalucía.

“El coche es más emocionante que el avión”, señala Ndour. “Te cabreas, te descabreas, ves paisajes. Son muchas emociones juntas. Te pegas un palizón que pa qué: son cuatro días en coche y uno se cansa. Lo volvería a hacer, si no fuera porque tengo un mes de vacaciones y es quemar ocho días entre la ida y la vuelta. Lo repetiría por las sensaciones, la gente que conoces en el recorrido, los paisajes. Los aeropuertos son más fríos. En el coche, es otro rollo. Hay como una solidaridad del viajero, se comparten cosas, es algo muy enriquecedor”.

El documental está invitado al Festival Cines del Sur. Gómez ya localizó 44 citas de cine similares en las que podría proyectarlo y se empeña en la tarea de venderlo a televisiones nacionales e internacionales. Se va a traducir al inglés y francés gracias a la Universidad de Salamanca y cuenta con el apoyo del Centro Unesco en Andalucía.

Amistad

Los dos socios se encontraron en un barrio socialmente deprimido de Granada, Almanjáyar, donde el senegalés enseña el oficio de la encuadernación como voluntario en una parroquia. Ndour trabaja para Cáritas, dando el toque final a publicaciones para La Alhambra o la Universidad de Granada. La Cruz Roja lo seleccionó cuando se planteó grabar un documental con gente corriente que se esfuerza en mejorar la situación de los barrios marginados. Gómez era el director del proyecto.

La complicidad entre ambos se fue tejiendo con frecuentes charlas, preocupaciones comunes, interés compartido por las migraciones y un deseo acuciante de cambiar las cosas. El segoviano se especializa en aplicaciones y nuevas tecnologías. Su contraparte no es “sólo" un encuadernador profesional: también es un “personajazo”, un comunicador nato. Gómez se interesó por su opinión sobre una aplicación útil para el colectivo migrante y les costó apenas dos meses dar con una idea que poner en marcha: Teranga GO!

De momento, la plataforma no ha conseguido atraer a demasiados usuarios 48, y 5 viajes, pero sí que ha logrado ser seleccionada en un concurso de la Universidad de Granada y también ha obtenido un premio en un concurso de start-ups en Barcelona. Dicen que reciben muchas llamadas para informarse, pero también admiten que quizá no han sabido explicar bien el proyecto: muchos piensan que ellos tienen coches y organizan viajes, cuando lo que hacen es poner en contacto a la gente que tiene coche y a la que quiere viajar, como en otras plataformas más conocidas como Bla-Bla Car. "Los senegaleses ya se estaban buscando a través del Whatsapp para hacer el viaje juntos", dice Ndour. "Lo que nosotros hacemos es facilitar la tecnología”.

Documental

“Mientras desarrollábamos la aplicación, nos vinimos arriba y pensamos en aprovechar el viaje que Augustin tendría que hacer a Dakar, para el nacimiento de su tercer hijo”, apunta Gómez. “Decidimos grabar ese viaje y montarlo como un documental. Lo que queríamos hacer era una road movie”. El guión estaba listo, todo estaba preparado. Pero la cosa se torció y Ndour tuvo que ir solo con su chófer, un amigo también senegalés, Cheikh Mbaye. Se armó para su odisea de cuatro días sobre ruedas con un Iphone 6 y una GoPro.

Al llegar a la capital senegalesa, Gómez había contratado un cámara profesional maliense para recibirles. “Augustin es encuadernador”, razona Gustavo. “No sabíamos si el sonido que tomara se podría utilizar ni qué imágenes podrían ser válidas. Teníamos que esperar hasta que volviera para ver el material. El cámara que contratamos estaría grabando dos días en Senegal. Pero cuando Augustin nos entregó su material, sólo valía un plano. Todo lo demás estaba corrompido”.

Con la vida empeñada en cambiar el guión de la película, Gómez se decidió a completar el viaje de Ndour con las historias del Coro Batum Borombi, formado por senegaleses y españoles y radicado en Antas (Almería). “Juntamos las dos historias y hemos montado un documental muy bonito”, asegura.  En el estreno  estarán Augustin y Gustavo, el coro y todos los que han colaborado de manera desinteresada en el proyecto. Todos salvo Cheikh, el conductor que coprotagoniza esta road movie atípica. “Se ha ido a Inglaterra, porque no encontraba empleo y las cosas empezaban a ponerse más difíciles aquí”, constata Ndour, con pena. “Los inmigrantes no vamos donde queremos, vamos donde pensamos que encontramos trabajo y oportunidades”.

Más información