Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
SIN FILTRO

Asúmelo: ahora que todos las llevan, tus Vans han perdido el rollo 'punk' y 'skater'

Como sucedió con las sudaderas Thrasher, el clásico modelo ‘Old Skool’ que antaño lucían Ian MacKaye o Stacy Peralta, las calzan ahora blogueras, famosos y señoras en el super

Ian MacKaye (de Minor Threat y Fugazi) vs Pelayo Díaz (@princepelayo)
Ian MacKaye (de Minor Threat y Fugazi) vs Pelayo Díaz (@princepelayo)

Ya sucedió hace poco con la masificación de las sudaderas Thrasher fuera del circuito skater, que se acabaron convirtiendo en “las sudaderas de las llamas” para los que las descubrieron arrastrados por la moda (un saludo a Justin Bieber y Rihanna) y las lucen ajenos a su origen y valor emocional. Ahora también las Vans Old Skool se han convertido en “las zapatillas de la línea blanca”. Así las piden algunos de los muchos (muchísimos) compradores que no se creen especiales ni alternativos por llevarlas. Esos que no saben nada de Minor Threat, ni de Black Flag, ni de Stacy Peralta ni -por supuesto- del Warped Tour.

No estamos hablando de la popularización de un modelo de zapatilla antaño reservada a una reducida élite de amantes del skate o el punk (existen modelos dedicados a grupos de culto como Descendents, Circle Jerks o Bad Brains). Ese salto lógico tuvo lugar hace mucho tiempo ya, cuando las grandes superficies, zapaterías de las calles comerciales y outlets comenzaron a vender algo que antes se encontraba solo en ciertas tiendas dedicadas al monopatín. De lo que estamos hablando es de un fenómeno imparable que hace que las calce ABSOLUTAMENTE TODO EL MUNDO: señoras en el supermercado, ocho de cada diez pies bajo una mesa de La Sureña o cualquier comercial que quiere vestir de sport el ‘casual Friday’.

Ian Mackaye, fundador del sello Dischord, junto al resto de miembros del grupo Minor Threat
Ian Mackaye, fundador del sello Dischord, junto al resto de miembros del grupo Minor Threat

Gracias a Instagram (plagado de los hashtags #myvans o #vansoldskool) sabemos que el actor Miguel Ángel Silvestre tiene unas, el estilista Pelayo Díaz (sí, @princepelayo) tiene unas y -visto lo visto- hasta Juan Carlos de Borbón tendrá unas porque el asunto es mucho más masivo que lo de los abrigos camel. Que no haya un solo influencer sin su par de Vans Old Skool tiene un pase, porque su misión es estar a la última aunque no hayan escuchado un solo disco de hardcore, pero ¿por qué la cosa ha invadido el universo ‘normcore’? ¿Habrá sido el efecto Kanye West? ¿Modelos como Hailey Baldwin, Kendall y Kylie Jenner o Kourtney Kardashian? ¿Las actrices Kristen Stewart y Julia Roberts? Famosos que han lucido en algún momento este modelo creado originalmente en los setenta para patinar.

Julia Roberts paseando con sus Vans Old Skool
Julia Roberts paseando con sus Vans Old Skool

Las propias blogueras se muestran confundidas. Una de las autoras de la web de ‘Oh my blog!’ afirma “de todas las sneakers que se han llevado hasta ahora a mí me parecen las mas `macarrillas´, por decirlo de alguna forma” pero admite que “se las he visto de forma masiva a las adolescentes combinadas con pitillos rotos y sudadera, lo que me hacía dudar de si serían para mí, y sobre todo si sería posible combinarlas con algo de estilo”. Para vencer este temor de los más advenedizos, en ‘Eslamoda’ proponen una serie de ‘Outfits con los que puedes usar sin miedo unas Vans Old Skool’ con consejos: “si quieres luir un estilo tomboy de vez en cuando, estos tennis te van a ayudar a lograrlo” o “si crees que no son femeninos, pruébalos con el vestido más sexy que tengas”.

Si la democratización de las camisetas de grupos que molan (Slayer, Beastie Boys, Ramones…) vía cadenas globales de ropa (Primark, H&M, Zara…) ha hecho que los fans de esos grupos renuncien a llevarlas, suponemos que la masificación de uno de los complementos tradicionales de las comunidades punk y skater habrá hecho que muchos punks y skaters las hayan jubilado o colgado en Wallapop. O quizá muchos punks y skaters se nieguen a aceptar que la prenda ha perdido su valor único y diferencial. O -este es probablemente el escenario más razonable- muchos punks y skaters seguirán a lo suyo porque o ni se han enterado o todo esto les da absolutamente igual.

Henry Rollins, cantante del grupo de hardcore Black Flag
Henry Rollins, cantante del grupo de hardcore Black Flag

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.