Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pereza, situaciones absurdas y una fijación loca por Justin Bieber

En sus historias, Gina Wynbrandt no solo consigue hacer reír a través de las situaciones más embarazosas; también nos dice mucho de nuestros propios defectos

Pereza, situaciones absurdas y una fijación loca por Justin Bieber

"Solo porque algo sea real no significa que merezca ser leído". Gina Wynbrandt, historietista de Chicago de 27 años, sabe que sus preocupaciones son muy habituales en una chica de su edad. Ella las enumera: "Necesidad desesperada de recibir atención, baja autoestima, pereza…". Por eso ha creado un álter ego que tiene mucho que ver con sí misma, pero que lleva al límite del ridículo su "fácil y aburrida existencia". "Es liberador", explica. "Quiero hacer reír a la gente, y para eso hay que llevar las cosas un poco hasta el extremo".

En efecto, Gina consigue ambas cosas: su caricatura desemboca en unas historias que producen a un mismo tiempo risa floja y vergüenza ajena. Reunidos ahora bajo el título Que alguien se acueste conmigo, por favor, sus cómics son una sucesión de desesperación sentimental, nulas habilidades sociales, tensión sexual acumulada y una fijación con Justin Bieber que ralla en la orden de alejamiento. No es extraño que reconozca en Dawn Wiener, la protagonista de Bienvenido a la casa de muñecas de Todd Solondz, a un referente. "Fue una inspiración para mí. En la tele y el cine, los personajes femeninos 'normales' son interpretados por tías buenas, algo que siempre me ha molestado. Además de todos los atributos que se esperan de una mujer, también tiene que ser un objeto de deseo".

"Quiero hacer reír a la gente, y para eso hay que llevar las cosas un poco hasta el extremo"

La diferencia fundamental con Dawn es que Gina, persona real y personaje, ha crecido con el influjo de Internet. En sus cómics, además de hacernos reír de manera incómoda, también podemos reconocer muchas cosas de nosotros mismos. "La red es tan inmediata que cada vez la sentimos más como nuestra propia vida", reflexiona. "Es fácil recluirse en la existencia que creamos online. Yo misma lo hago continuamente".

"En la tele y el cine, los personajes femeninos 'normales' son interpretados por tías buenas, algo que siempre me ha molestado"

'Que alguien se acueste conmigo, por favor' (Reservoir Books) recopila los cómics, muchos autoeditados originalmente, que Wynbrandt ha ido publicando desde 2012.
'Que alguien se acueste conmigo, por favor' (Reservoir Books) recopila los cómics, muchos autoeditados originalmente, que Wynbrandt ha ido publicando desde 2012.

De momento, estas confesiones le han valido a Gina los elogios de gente como Daniel Clowes: "Cuando me dijo que me leía fue uno de los mejores momentos de mi vida", confiesa sobre el autor de Ghost world. Todo gracias a desprenderse de lo que a muchos nos atenaza. "Es difícil que algo que me dé demasiada vergüenza como para que no escriba sobre ello", concluye. "Me puede costar hacerlo sobre cosas que me entristecen o me deprimen, pero lo embarazoso no me asusta".

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.