Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adiós a la imagen del padre ausente

La Asociación de Hombres por la Igualdad de Género reivindica permisos "iguales e intransferibles pagados al 100% por nacimiento y adopción"

Día del Padre

La lucha por la igualdad de género también está presente en lo referido a la paternidad. Con este lema, la Asociación de Hombres por la Igualdad de Género (AHIGE) ha querido reivindicar este domingo 19 de marzo, Día del Padre, los permisos "iguales e intransferibles pagados al 100% por nacimiento y adopción" en Madrid.

La organización defiende, además, su objetivo de conseguir una paternidad corresponsable, “dejando atrás la imagen tradicional del padre ausente”. “Ese padre distinto del que ha sustentado el patriarcado tradicional. Alejado del padre de la patria, patriarca, transmisor de apellido y de herencia, padre de familia, del que impone el poder”, recalcan en su manifiesto.

Además, AHIGE alerta de que tan solo “1,8% de los padres disfruta de alguna parte de las 10 semanas de la maternidad transferible”, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social de España. Además, “solo el 6% del total de excedencias y el 4% de las reducciones de jornada para el cuidado de hijas e hijos son solicitadas por hombres. La distribución también es muy desigual en las peticiones para el cuidado de otros familiares: las mujeres son las solicitantes en el 85% de las veces”.

Para AHIGE, que forma parte de la Plataforma por los Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPIINA), si se consiguiera permisos de maternidad/paternidad igualitarios sería un paso más para acabar con una de las mayores lacras: “las injusticias pronunciadas en las diferencias de género patentes en nuestra sociedad”.

Una iniciativa que, en palabras de Miguel Lázaro, socio de AHIGE, “contribuye a aumentar de la autonomía doméstica del hombre, una mejor expresión de sus emociones, mayor vinculación afectiva con sus hijos e hijas, así como con su pareja. Todo ello facilita las relaciones igualitarias”. El pasado 8 de marzo, el Gobierno, liderado por el Partido Popular, vetó la tramitación parlamentaria de este proyecto de ley. Pero ellos seguirán en la lucha. Desde AHIGE, “creen en una paternidad basada en un padre comprometido, presente, igualitario, cuidador y afectivo. Una paternidad con capacidad de transformar la sociedad y hacerla más igualitaria”, dice Lázaro en el texto.

Desigualdad entre hombres y mujeres en la crianza de los hijos

Desde 2009, la brecha salarial ha aumentado hasta alcanzar un 24%, según un informe de UGT publicado en febrero de 2016. Y el empleo a tiempo parcial en las mujeres contratadas es del 24% mientras que en los hombres es del 7% (Encuesta de Población Activa del INE 2014). De esta manera, “cuando la pareja diseña su proyecto de crianza y prioriza en una persona la dedicación a la crianza sobre la del empleo, suele ser la madre la que abandona el trabajo remunerado o la que reduce la jornada por partir de una situación de desventaja”.

Exactamente, la falta de conciliación laboral es el principal motivo por el que el 58% de las madres abandona sus carreras profesionales y un 51% de las que aún no tienen hijos asume que, si fueran madres, tendrían que dejar el trabajo, como ponía de manifiesto el reciente estudio “Somos Equipo”. Pero es que además, un 73% de las españolas cree que en nuestro país sencillamente no existe igualdad de género ni de oportunidades para desarrollarse, como acaba de desvelar el informe Feminismo e Igualdad de Género en el mundo desarrollado por IPSOS. Los hombres parecen estar de acuerdo.

Por todo esto, “instan al ejercicio de una paternidad comprometida, cuidadora, afectiva, implicada y presente, con el convencimiento de que los beneficios son extraordinarios para hombres y mujeres”. Y continúan, “de esta manera, aumentaría la autonomía doméstica del hombre, facilitando la expresión de sus emociones y su capacidad de vincularse afectivamente tanto con sus hijos/as como con su pareja, entre muchas otras ventajas”.

Los obstáculos a superar para la corresponsabilidad

Uno de los obstáculos para conseguir la igualdad es “la reciente legislación en varias Comunidades Autónomas considerando la custodia compartida como la “opción preferente” o la “opción normal y deseable” en los procesos de separación. “Apelamos a que la paternidad corresponsable se ejerza desde el nacimiento puesto que si se reclama a partir de la separación se desprotege el bien superior del menor y se perpetúa la desigualdad privilegiada del hombre”, inciden.

Además, otro problema es “la falta de suficientes permisos individuales bien pagados y servicios públicos de educación infantil universal, junto con los estereotipos de género, que provoca que sean las mujeres quienes sigan tomándose, de forma mayoritaria, las reducciones de jornada y excedencias para cuidado de menores". "Con la legislación actual, esta parece la única alternativa para el cuidado de las criaturas: la renuncia de uno de los progenitores a sus ingresos y a su desarrollo profesional”, subrayan.

Y, por último, hay que “conseguir que los permisos de maternidad y paternidad sean intransferibles, de modo que se evite, como existe ahora, que sean transferibles y que recaiga sobre la madre todo el peso de la crianza”. "Deben existir los permisos intransferibles bajo una legislación regulada. Esto contribuirá́ a mejorar la calidad y tiempo de cuidados de las criaturas en el primer año de vida, a aumentar la presencia activa, cuidadora y responsable del padre y a reducir los obstáculos de incorporación de las mujeres al mundo laboral”, concluyen en el escrito.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información