Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Xabi Alonso, se despide un icono de estilo

El futbolista donostiarra, que ha anunciado su retirada esta semana, ha marcado una época también fuera del campo

Xabi Alonso y su mujer Nagore Aramburu en el Oktoberfest de 2014, nada más llegar a Munich tras fichar por el Bayern. Ampliar foto
Xabi Alonso y su mujer Nagore Aramburu en el Oktoberfest de 2014, nada más llegar a Munich tras fichar por el Bayern. REUTERS / Cordon Press

Con un solo tuit, como marcan estos tiempos, Xabi Alonso anunciaba este jueves en inglés su adiós al fútbol. “Lo he vivido. Lo he amado. Hasta siempre, hermoso juego”, era el mensaje al que acompañaba una fotografía suya en un campo de entrenamiento, mirando hacia atrás vestido de calle y con las botas en la mano. Una imagen y un texto impecables para comunicar un momento clave en su vida a los 35 años, como intachable ha sido su figura durante casi veinte años de carrera. Para muchos ha sido uno de los futbolistas más elegantes. Otros le han reprochado ser algo duro sobre el césped, pero nadie ha podido discutirle su precisión en el pase y su cuidado del balón. Sus maneras fuera de los terrenos de juego nunca han sido puestas en duda. Una clase y distinción en sus declaraciones y apariciones, y sobre todo en el vestir y en sus incursiones en el mundo de la moda. Un estilo que le convirtió en un jugador único, diferente, y que también ha marcado su despedida. En principio, parece que permanecerá en Munich junto a su familia, pero Xabi tiene pensado su futuro, que le situará muy pronto en Madrid para convertirse en entrenador.

Una de las despedidas más emotivas que le han dedicado tras conocerse su retirada ha sido la de su mujer. Nagore Aranburu ha querido plasmar los sentimientos de la familia ante la decisión del jugador en su cuenta de Instagram. “Hoy cerramos una de las etapas que más alegrías nos ha dado a lo largo de estos años. Lo hemos recorrido con mucho amor y esfuerzo. Una etapa llena de triunfos profesionales y personales. Tú carrera es el reflejo del amor y del esfuerzo que le has dedicado al deporte que tanto amas. Comenzamos una nueva etapa, y estoy segura de que va a ser aún mejor. Mil gracias a todos por vuestro apoyo durante todos estos años”, ha sido el mensaje de una persona clave en la vida del jugador y su compañera en los grandes éxitos de un referente de la edad de oro del fútbol español. La de las dos eurocopas y un mundial que enamoraron a todo un país y de las que Xabi fue una de las piezas clave.

Junto a Nagore y sus tres hijos Alonso se trasladará a Madrid para iniciar esa nueva etapa que ha anunciado su esposa en las redes sociales. Xabi comenzará un curso de entrenador en la capital de España ya que su deseo es convertirse en técnico y comenzar una carrera en los banquillos. Como jugador siempre fue un director de orquesta, y tras haber trabajado con los mejores como Mourinho y sobre todo con Pep Guardiola las últimas tres temporadas, esa vocación por marcar a un equipo con su estilo propio se ha agudizado aún más. El donostiarra y su familia vivirán en la casa que tienen en el madrileño barrio de El Viso. Una zona tan lujosa como céntrica, donde poseen una mansión de 1.200 metros cuadrados con siete habitaciones y valorada en ocho millones de euros. Un ejemplo más de cómo Xabi se diferenció siempre de la mayoría de sus compañeros, que eligieron zonas residenciales de las afueras, aisladas de todo, como La Finca. Alonso en cambio prefería la comodidad y el no tener que coger el coche.

El otro gran rasgo que le ha desmarcado del prototipo de futbolista moderno ha sido su estilo de vestir. Sin cortes de pelo estrafalarios, ni camisetas brillantes con tachuelas o incrustaciones. Nada de joyas en las orejas, ni zapatillas que den el cante. Xabi Alonso ha sido el futbolista de lucir un traje (y anunciarlo) como nadie. El que hizo de la barba un imprescindible, el que optó por la camisa y el jersey clásicos sin dejar de parecer moderno. Junto a la ropa, el vasco terminó de rubricar su identidad única con una defensa de la lectura y su reconocida pasión por la música indie, frente a la mayoría de futbolistas que escuchan básicamente reggaeton.

Xabi Alonso durante un partido del Mundial de Sudáfrica que ganó con España en 2010. ampliar foto
Xabi Alonso durante un partido del Mundial de Sudáfrica que ganó con España en 2010. FIFA via Getty Images

Su despedida no podía alejarse de ese savoir faire. Ha decidido marcharse en un buen momento de su juego, pero él asegura que “es mejor irse un poco antes que demasiado tarde”. Ha elegido un momento de ebullición informativa en el mundo del fútbol, cuando se deciden gran parte de los títulos y con las eliminatorias europeas en marcha, quizás para no hacer demasiado ruido, para no acaparar muchas atenciones. Aunque apuesta por aquello de que una retirada a tiempo es una victoria, asegura que hasta que cuelgue las botas en junio peleará “por ganar todos los títulos con el Bayern”. Su actual entrenador, Carlo Ancelotti, ha terminado de definir su figura irrepetible tras conocer la noticia. “Estoy contento de haber entrenado y entrenar a Xabi. Ha sido fantástico como jugador, como profesional y como persona. Creo que tiene calidad para ser un buen entrenador". Tiene el conocimiento y la experiencia. Solo tiene que hacer lo contrario para ser buen entrenador”, concluyó entre risas.

 

Más información